viernes, 20 de octubre de 2017

MIGUEL VIVES, UN EMBOTELLADOR DE DAMM EN EL CAMPO DE MURVIEDRO.

Durante el siglo XIX y  primera mitad del siglo XX existieron multitud de embotelladores de cerveza por toda la geografía española. El proceso consistía en comprar barriles de cerveza que posteriormente era gasificada, pasteurizada y distribuida aprovechando las infraestructuras y redes comerciales de las fábricas de gaseosa locales. 
Fuente: birrapedia.com
Miguel Vives fue uno de aquellos fabricantes de gaseosa que aprovechó la maquinaria de su fábrica para embotellar cerveza en el municipio valenciano de Sagunto y gracias a sus etiquetas sabemos que lo hizo para la barcelonesa Damm.
Fuente birrapedia.com
La primera noticia de la fábrica que hemos encontrado es un anuncio de 1925 aunque es posible que fuera fundada antes. Tenía sus instalaciones en la calle Pacheco 27 de Sagunto y era depósito de Damm.
Diario de Valencia 24.01.1925
El anuncio se refiere a D. Miguel Vives Latorre, probablemente hijo de un industrial llamado Miguel Vives Llopis, documentado en Sagunto desde 1903 y que fue concejal republicano y también presidente de la banda de música "La Liga Sagustina", en ambos cargos repetiría mandato D. Miguel Vives Latorre, que fue elegido concejal en  1930 y llegó a ser alcalde accidental de Sagunto durante los primeros días de la Guerra Civil.
Calle de Pacheco hacia 1920. Fuente Todocolección.net
No hay datos en los anuarios de principio de siglo sobre la actividad industrial de esta familia en Sagunto, pero sí está reflejada la existencia de la fábrica de gaseosa de Miguel Vives en el Anuario de Levante de 1932. En ese año la ciudad de Sagunto contaba con cuatro fábricas de esta bebida que servían a los 20.000 habitantes que estaban censados en el municipio y que no paraba de crecer gracias al desarrollo industrial de su puerto. El hecho de que se anunciasen también como "cervezas" es que además de fabricar  y distribuir gaseosa a la vez comercializaban cerveza.
Anuario de Levante. 1932.
Esta actividad, la producción de gaseosas y sifones, se mantuvo durante bastante tiempo y produjo diversas botellas para este refresco, las primeras en relieve llevaban el escudo del antiguo Reino de Valencia.
Fuente: todocolección.net
Fuente: todocolección.net.
Después de la Guerra Civil la actividad se mantuvo por lo menos hasta principios de los años 60 tanto en la producción de gaseosa y sifón como en la distribución de cerveza El Turia. Sus instalaciones estuvieron ubicadas en la antigua calle José Antonio, número 27, contaron con el número de licencia 4.843 y  el teléfono número 47.
Fuente: todocolección.net.
Fuente: Todocolección.net

2 comentarios:

  1. Mi apreciado profesor: venía revisando el Blog y veía con preocupación que andaba ayuno de novedades. Pero ha merecido esperar.Una vez más, tal como nos tienes acostumbrado, publicas una crónica histórica bien interesante. Marcas locales en suma que nos ilustran sobre industriales y comerciantes, no conocidos más allá de su lugar de residencia; pero como otros tantos, son de los que grano a grano no hacen granero pero ayudan al compañero. Resultado, la novedosa bebida, rubia y de espuma blanca, fue motivo suficiente para crear empresas, empleos profesionales, potenciando el comercio, el consumo, y en resumidas cuentas mejorar el status social de toda población gracias a sus propios paisanos emprendedores. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. En mi colección figura ese cartel de Turia y Vives y muchas chapas pero que sirvieron para cerrar sus botellas de Espumosos. Lamentablemente nunca he podido conseguir nada que haga referencia al pasado cervecero de la distribuidora. Un artículo excelente, como siempre!

    ResponderEliminar