sábado, 7 de diciembre de 2019

HUESCA, FABRICANTES DE GASEOSA Y DEPÓSITOS DE CERVEZA ENTRE DOS SIGLOS.

En la ciudad de Huesca el catálogo  La cerveza y la industria cervecera en España [vid Solaesa, s.f.] cita tres fabricantes de cerveza, activos entre fines del XIX e inicios del siglo XX, que serían Valerio Ferrer, Pascual Patoe (sic)  y la sociedad "Galindo y Abellanas".
Perspectiva de Huesca. Fuente: www.sariñenaeditorial.com
Como ya hemos indicado en otras entradas del blog  la denominación de fábrica de cerveza, hasta bien entrado el siglo XX, corresponde, a menudo, a fabricantes de gaseosas que, lo más probable es que solo embotellasen o distribuyesen cerveza.
Por lo tanto, el objetivo de este artículo, es ver, hasta que punto podemos documentar la existencia de verdaderos productores de cerveza en la ciudad de Huesca durante esas décadas.
Huesca entre dos siglos. Fuente: www.sariñenaeditorial.com
Partimos en nuestra pequeña investigación de mediados del siglo XIX. Podemos comprobar como Madoz no cita, en esas fechas,  ninguna fábrica en la ciudad [vid Madoz, 1847].
Tampoco aparece ningún productor en la Estadística Administrativa de la Contribución Industrial y del Comercio de 1857 y, al año siguiente,  solo se declara un consumo en toda la provincia de 597 litros, una cifra que apenas suponía el 0.1% del consumo de vino [vid GARCÍA BARBER, 2014].  
En el bien documentado blog  sifonesantiguos
ya se dio a conocer la actividad gaseosera de Valero Ferrer, Pascual Patoc y de "Galindo y Abellanas"[vid Isabál, s.f.].

Valero Ferrer:
En el Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y de la Administración, de 1879, se le cita como "fábrica de cerveza" situada en la calle Coso Alto 29. En las siguientes ediciones se repite la cita, aunque ya en la década de 1890 se traslada de "fábricas de cerveza" a la sección "fabricantes de bebidas gaseosas".
Anuario 1879
En la prensa de la época fueron habituales sus campañas publicitarias de cara al verano, en las que se puede ver con claridad que se trata de una fábrica de gaseosa y depósito de cervezas.
Crónica 13.05.1886
Normalmente no se informaba, en la publicidad de Valero ferrer, de la marca de cerveza que vendían.
Diario de Huesca 23.05.1881
Pero en la campaña de 1885 sí se indicó que vendían la "cerveza de la más acreditada fábrica de Barcelona" lo que nos lleva a pensar en Damm o Moritz.
Diario de Huesca. 18.05.1885
También vendía esteras y persianas. En esta actividad  aparece asociado temporalmente con Cayetano Candela, nombre y apellido que indican un probable origen crevillentino. 
Diario de Huesca 25/06/1891
Valero Ferrer y Tardós falleció el 20 de febrero de 1899, a los 50 años [vid Diario de Huesca 20.02.1900]  continuando su viuda la actividad gaseosera.
Diario de Huesca 25.07.1904
En 1908 aparece la antigua fábrica  a nombre de Juan Longás, manteniendo su condición de depósito de cerveza, fábrica de gaseosa, esterería y venta de persianas.

Guía de la Provincia de Huesca 1908.
Por lo tanto, y a pesar de la cita del Anuario, no estamos ante un verdadero fabricante de cerveza, y sí ante un depositario.

Pascual Potoc:
También citado en el Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y de la Administración de 1879 como fábrica de cerveza, su negocio estaba instalada en la calle Coso Bajo 17. El apellido correcto es Potoc y no Patoe como se recogía en el catálogo de fabricantes de cerveza [vid Solaesa. S.F.].
Pascual Potoc era dueño de un café que contaba con un obrador y pastelería.

Diario de Huesca 31.12.1875
Según recoge Silvia Isábal en 1884 se asoció con Hilario Larosa para fabricar gaseosas con la marca "La Oscense".
De Potoc no hay más referencia a la actividad cervecera que la recogida en el Anuario (también en las siguientes ediciones hasta 1888) y en algún anuncio de la prensa donde informa de que despachaba cerveza.
Diario de Huesca 12.05.1877
Por lo que, en este caso, se trataría de un simple vendedor de cerveza.


Galindo y Abellanas.
Ya en el siglo XX aparece la sociedad "Galindo y Abellanas". Veamos quienes son los socios:
Teodoro Galindo estaba ligado al café Universal, que existía al menos, desde 1881. En 1913 lo regentaba con su hermano José. Posteriormente José quedará como propietario del Universal y Teodoro será el propietario del Oscense.
El otro socio era Lorenzo Abellanas. Con Teodoro Galindo inauguró  en 1923  una fábrica de lejías en la calle La Palma.
Diario de Huesca 19/05/1923
Más allá de la referencia citada al inicio, encontramos en el Anuario Industrial y Artístico de España (1933-1934) una cita de Teodoro Galindo como "fábrica de cervezas" en la calle Cabestany 5, y en la misma fuente también se cita la fábrica de gaseosas "Galindo y Abellanas" en el mismo domicilio.
Dada la fecha de este anuario parece poco probable que se fabricase cerveza en Huesca durante la II República. 
Ya desde inicio de siglo el sector estaba viviendo una fuerte concentración empresarial y, cada vez era más difícil el desarrollo de  nuevas iniciativas empresariales.
Por lo tanto, con la documentación que de momento dispongo, nada indica de que se trate de una verdadera fábrica de cerveza. Creo, que a pesar de la cita del Anuario de 1933, estamos ante una fábrica de gaseosa que podría estar embotellando cerveza. Esta práctica fue muy común a principio del siglo XX. Se recibía cerveza en barriles vía ferroviaria y se embotellaba en las fábricas de gaseosa. Este proceso explicaría la existencia de una referencia como "fábrica de cerveza" y otra como "fábrica de gaseosas".

Cerveza en Huesca.
De un consumo absolutamente marginal en 1857, como ya hemos dicho,  la ciudad contaba en 1908 con las cervecerías de Fuyola, La Unión, Longás, Jaime Pascual y Pablo Ibarz, varios de ellos además productores de gaseosa [Vid Hernández y Cerezo, 1908]. Tal como sucedía en el resto de España el consumo de cerveza era cada vez más popular.
A la hora de intentar averiguar que marcas de cerveza se consumían en Huesca en esos años, la magnífica hemeroteca digital del diario Alto Aragón nos aporta interesantes datos:
En 1887 se vendía "Leinchater y Damm" y "La Cruz Blanca" en el café Canfranc. La marca santanderina también era consumida en el Matossi de Huesca en ese año.
En 1892 se vendía Moritz en el café Canfranc y ya en 1902 se anunciaba la madrileña "Mahou" aunque publicitada con el nombre de "Mahón"
En 1923 documentamos El Águila en el café Moderno y no fue hasta 1934 cuando La Zaragozana aparezca en la prensa local.

Diario de Huesca 07/10/1923
Diario de Huesca. 03/06/193
Referencias:
SOLAESA, Enrique. Historia de la Industria Cervecera Española (S.F./ MADOZ, Pascual, "Diccionario Geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar" Tomo IX, (1847)./  GARCÍA BARBER, Xavier. La cerveza en España. Orígenes de Implantación de la industria cervecera (2014)./ ISÁBAL, Silvia. Fábricas de gaseosa y sifones en la provincia de Huesca I y II. En http://sifonesantiguos.blogspot.com [consultado el 01/12/2019]/ HERNÁNDEZ Y CEREZO, Adrián. Guía de la provincia de Soria (1908)/.

domingo, 20 de octubre de 2019

FRANCISCO GONZÁLEZ Y "LA SERRANA", FÁBRICA DE CERVEZA EN SORIA.

Producir cerveza nunca fue un oficio fácil, sin embargo, a pesar de ello, a lo largo de nuestra historia contemporánea muchas fueron las iniciativas que existieron en este ámbito, aunque la mayoría acabasen en fracaso.
El Avisador Numantino. 09/05/1917.
En casi todas las provincias españolas se establecieron pequeños productores, que en el  caso de Soria correspondió al empresario local Francisco González. Como veremos una producción efímera pero demostrativa de que el consumo de cerveza se extendió también fuera de las grandes ciudades. 
Soria a principios del siglo XX, fuente PostalesantiguasdeCastillayLeón.blogstop.com
La capital soriana sólo contaba con 7.703 habitantes  de los 159.392 que poblaban el territorio provincial en 1920. Por lo tanto, solo un 5% de la población residía en la capital de la provincia. Además existía ya una fuerte emigración del campo hacia otras ciudades españolas y hacia América, y la población agropecuaria seguía siendo dominante, con una escasa cantidad de mano de obra dedicada a la industria, la minería y los servicios. Con esta coyuntura la producción de cerveza no parecía tener mucho mercado en Soria.
Pero  Francisco González instaló una modesta cervecera en el año 1917 en Soria capital. Sobre el personaje tenemos bastante información de los múltiples negocios que dirigió desde su sede en la plaza de la Leña 12: representante de la Oficina Central de Reclamaciones de Ferrocarriles (1895), subdirector de la compañía de seguros La Paternal (1900), delegado de la compañía de seguros La Vasco-Navarra (1900); vocal de la Caja Agrícola Alfonso XIII (1903), vendedor de pasajes para América en 1906; representante de Bodegas Bilbainas, con depósito propio (1910); representante de Los Provisores del Porvenir (1912); aunque, sin duda,  el negocio en el que tuvo una presencia más importante fue en el azucarero, siendo, al menos desde 1912, delegado en Soria de la Sociedad General Azucarera de España.
Plaza de la Leña. Fuente: www.joaquinalcalde.es
Su actividad comercial se mantendrá hasta 1931 y, quizá la palabra que mejor defina a Francisco González sea la de comisionista. 
Anuario-Guía de Soria y su provincia 1910.
Desde el punto de vista social alcanzó un importante reconocimiento social, siendo presidente y, posteriormente, secretario de la Cámara de Industria de Soria [vid Llorente y Llorente, 1910].
Aunque se trató de un empresario centrado en el sector comercial, sin presencia industrial,  decidió entrar en el negocio de la cerveza. ¿Quizá impulsado por las dificultades de abastecimiento de materias primas que supuso la I Guerra Mundial? Es difícil saberlo, como tampoco hay datos del personal que pudo emplear como maestro cervecero. 
El Noticieron de Soria. 23.03.1917
En marzo de 1917 la prensa nos informa de la inauguración de "La Serrana" y de que el domicilio estaba en la plaza de la Leña 12. La ubicación dentro de un entorno urbano nos indica que se trataba de una instalación de pequeñas dimensiones.
El Avisador Numantino.28.03:1917
No hemos encontrado registro de la marca pero si datos sobre su producción en las estadísticas fiscales de la época [ ver Archivo Histórico INE- datos sobre movimientos y liquidaciones efectuadas en la industria alcoholera en 1917] y sus posteriores ediciones hasta 1922.
Como podemos comprobar su actividad fabril se redujo al año 1917, quedando inactivo posteriormente, y aunque su referencia se mantenga en esta fuente hasta 1922, lo hará sin producción. Las cifras de cerveza que salieron de la Serrana  fueron muy modestas: el primer año de actividad se produjeron 1.141 litros de cerveza de los que solo se vendieron 592; al año siguiente la producción fue de 0 litros y se vendieron 200, sin duda de la producción del año anterior.  En total se declararon unas ventas de 792 litros, lo que supondría el 69% de la producción.
Tras este "fiasco" Francisco González no se desentendió totalmente de este tipo de negocios. En 1923 aparece como representante de maquinaria gasificadora y en 1927  como representante y depositario de la donostiarra El León.
El Avisador Numantino 27.06.1923
El Avisador Numantino 27.08.1927
Con este fabricante parece cerrarse un capítulo corto de la historia industrial de Soria. Solo existe otra referencia en El Burgo de Osma, donde se atribuye una fábrica de cerveza a A. Izquierdo [Vid Solaesa, s.f. ], activo entre 1920 y 1930. 
B.O.P.I. 1915.
En este caso pudiera tratarse de Anastasio Izquierdo, dueño de una fábrica de lejías, que quizá tuvo alguna relación con el mundo de la cerveza (depósito, distribución...) pero que difícilmente pudo ser un verdadero fabricante de cerveza.
Industria e Invenciones 20.03.1915
Tras un largo periodo de inactividad, las cervezas artesanales han vuelto a producir cerveza en Soria.
Etiqueta de Sinagoga, artesanal soriana. Fuente Birrapedia.com
Arevaka, artesanal del Burgo de Osma. Fuente Birrapedia.com

Al menos tres marcas nos permiten acompañar de una cerveza soriana a los nutritivos torreznos del lugar:   Arévaka, Caelia y Sinagoga. Salud y cerveza, querido lector.
Etiqueta de Caelia, homenaje a Numancia y su cerveza. Fuente Birrapedia.com
Referencias: 
LLORENTE Y LLORENTE, Lucionio. Anuario-Guía de Soria y su provincia (1910)./  SOLAESA, Enrique. Histoira de la Industria Cervecera Española (S.F.).
 

domingo, 13 de octubre de 2019

LA CERVEZA EN SORIA DURANTE EL SIGLO XIX.

Algunos yacimientos arqueológicos situados en las actuales tierras sorianas nos hablan de la elaboración y consumo de cerveza en la Edad Antigua. Sería el caso de  Ambrona, donde hace 4.400 años ya se producía cerveza, y Numancia, donde el consumo de caelia incitaba a los guerreros celtíberos a luchar contra los romanos, según Osorio. Sin embargo, después de esas referencias,  la producción y consumo de cerveza parece haber desaparecido, en estas tierras,  hasta el siglo XIX.
Fue a partir de la consolidación de la Revolución Liberal, a fines del primer tercio del siglo XIX, cuando encontramos las dos primeras noticias sobre el consumo y producción de cerveza en Soria.
La primera referencia es un anuncio de 1841 donde informa de la venta de cerveza de Santa Bárbara en el café de La Unión [ver Boletín Oficial de la provincia de Soria. 16/07/1841].
La madrileña Santa Bárbara de venta en el café nuevo de la Unión.
Dado que Soria no contó con ferrocarril hasta 1892 cabe suponer que el precio de esta cerveza debería de ser bastante caro. Quizá la carestía del producto pudo ser el aliciente que impulsare a alguien a instalar una fábrica de cerveza en la ciudad de Soria. Al respecto tenemos una noticia de fines de la primera mitad del siglo XIX [Ver Madoz, 1848] 
Madoz, Tomo XIV. Circa 1845.
Ha sido imposible encontrar más datos sobre esta fábrica. Así que quede ahí la noticia a falta de poder ampliar, si fuera posible, esta refencia.
Las estadísticas publicadas en la siguiente década nos confirman que en 1857 no existía ninguna fábrica de cerveza en Soria y ese mismo año sólo se declaró un consumo de 694 litros para toda la provincia, uno de los más bajos de España [Ver García Barber, 2014].
Por lo tanto el consumo de cerveza en Soria debía ser muy minoritario y ligado a ambientes urbanos. La llegada del ferrocarril a Soria en 1892  debió impulsar el consumo de cerveza pues en ese año volvemos a encontrar más anuncios de Santa Bárbara, que se vendía en el café y bar de la Carbonera [Ver El noticiero de Soria. 01.06.1892]  y Mahou, que se vendía en el comercio de Manuel García Cuartero de la plaza de la Leña [Ver El Noticiero de Soria, 20.05.1893].
Referencias: 
MADOZ,  Pascual. "Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar".  Tomo XIV. (1845-1850)./ GARCÍA BARBER, Xavier. "La Cerveza en España". (2014).