sábado, 9 de abril de 2016

LA FAMILIA ASENJO, FABRICANTES DE GASEOSA EN LERMA.

Entre los miles de fabricantes de gaseosa que se extendieron por toda España durante el siglo XIX y la mayor parte del XX hoy vamos a rescatar la historia de la familia Asenjo, asentada en Lerma a principios del siglo XX y que un siglo más tarde mantienen una importante actividad comercial en la Villa Ducal.
Lerma a fines del siglo XIX.
Los orígenes de esta empresa familiar datan fines del siglo XIX, cuando llegó Víctor Asenjo a la Ribera del Arlanza procedente de Monasterio de Rodilla. Primero se asentó en Villalmanzo, donde en 1883 encontramos a Víctor Asenjo Pérez como secretario de este ayuntamiento y posteriormente se trasladó a Lerma donde en  1897 ya aparece  como propietario de una ferretería y poco después,  compró parte del antiguo palacio Ducal en el que asentó sus negocios.
En el inicio del siglo Lerma cuenta con 2.500 habitantes, es un núcleo rural y de servicios que abastece a la comarca circundante y su industria es escasa. Se ubicaban en ella tres fábricas de aguardientes y licores, 2 alfarerías, 2 fábricas de chocolates, una fábrica de electricidad, 3 molinos y una imprenta.
También  dos fabricantes de gaseosa, según El Anuario Riera de 1897:  Valeriano Domínguez y Tomás Santos (activos al menos entre 1897 y 1911, aunque no aparecen documentados en todos los anuarios de este periodo).
Anuario Riera 1903.
En el Anuario de 1903 aparecen reflejadas las distintas actividades comerciales de Asenjo Pérez e Hijo (Víctor): ferretería, droguería, almacén de camas,  vidrio y loza, vendedores de tejidos y representantes de fósforos, todos estos negocios ubicados en el antiguo palacio, Plaza Mayor 15.
Los orígenes de la fábrica de sifones debe datar de fines de la década de 1910. En Quintanilla de la Mata se conserva un sifón con la leyenda "Fábrica de bebidas gaseosas Asenjo Lerma", es de fabricación británica, grabada al ácido. Según Francisco Hernández Duque, autor del libro "La fabricación de gaseosa y sifón en Navarra" este tipo de sifón se utilizó hasta 1920, época en que fueron sustituidos por de chorro de arena.
Sifón de Asenjo.
La primera referencia escrita de que dispongo procede  del Anuario Industrial y Artístico de España de 1932. En ese año Lerma tenía 2.499 habitantes y contaba las abacerías de Jesús Asenjo y Pablo Asenjo, el primero también regentaba una droguería y ferretería, la fábrica de gaseosas, un almacén de hierros, era cosechero de vinos, transportista  y propietario de un almacén de lana, en esa publicación aparecen los hermanos Villa como propietarios de otra fábrica de gaseosa.
Botella para gaseosa de bola de Asenjo.

También se usaron las botellas de bola. Este sistema había nacido en Inglaterra en 1872, inventado por Hiram Codd. Tenía como ventaja que la botella de gaseosa se sellaba en el mismo instante en que se rellenaba. Su uso fue de uso común en casi toda España (excepto en Levante) hasta los años 40, cuando se extendió en la gaseosa el uso del tapón corona. Este tipo de botella pesaba unos 800 gramos y debían ser lavadas boca abajo, mediante un chorro de agua a presión. Eran menos higiénicas, por lo que acabaron siendo prohibidas por el B.O.E. el 22 de marzo de 1955.
D. Jesús Asenjo, que amablemente departió con nosotros en agosto de 2015, recordaba como en su infancia unas mujeres lavaban las botellas en el patio del antiguo palacio del Duque de Lerma, se utilizaban cepillos y calderos de agua. También  como muchas de aquellos envases después de cesar la producción de gaseosa, acabaron rotas para extraer la canica del interior y finalmente que llegaron a utilizar botellas con tapón corona.
Feria en Lerma, en este palacio estaban los locales de Asenjo.
La producción de gaseosa se paró en 1941 por la falta de suministro de azúcar, pero continuó la de sifón hasta 1960 e incluso algunos años más tarde.  La distribución se realizaba mediante carros por la comarca. 
Distribuidor de gaseosas por León: fuente http://etnoleon.blogspot.com.es

La familia Asenjo continuó su actitividad comercial en el mundo de la ferretería, llegando a tener clientes hasta en Bilbao, que acudían a Lerma en busca de suministros tan particulares como las herraduras. En la actualidad, y después de más de un siglo de vida empresarial, Asenjo sigue siendo uno de los apellidos que identifica al comercio lermeño.

miércoles, 30 de marzo de 2016

DOS FABRICANTES DE CERVEZA EN BRIVIESCA (BURGOS).

Según se extendía el consumo de cerveza durante el siglo XIX fueron surgiendo multitud de pequeños productores por toda la geografía española. En las ciudades su presencia fue abundante pero también en ámbitos rurales como en el caso de Briviesca, cuidad burgalesa que contó con dos fabricantes de cerveza en el tránsito de los siglos XIX al XX.
Madrid Cómico, 25.12.1897
Briviesca tenía por esas fechas unos 3.300 habitantes, era cabeza de partido y como capital de La Bureba un importante centro agrícola. La industria empezaba a despegar, con una fábrica de harinas, que empezaba a desplazar a los tradicionales molinos, dos de aguardiente, una de jabón y como veremos dos de cerveza.
Vista céntrica de Briviesca.
José María García es el primero, estuvo activo, según los anuarios Riera,  entre 1897 y 1899. Este productor está hasta la fecha,  que sepamos, inédito. No hay más datos de él, es raro que no estuviese relacionado con alguna cafetería o quizá con alguno de los  casinos de la ciudad (El Republicano, El Tradicionalista, La Amistad y el de Recreo). Desde 1899 ya no encontramos más datos de este fabricante.
Anuario Riera 1899.
Diego Peña aparece como "Diego Pena" en La Cerveza y la Industria Cervecera en España, publicada por CELCE. Gracias a los citados anuarios Riera y a la edición de 1894 del Indicador General de la Industria y el Comercio de Burgos, publicado por Marciano Velasco,  sabemos que al menos desde 1894 hasta 1911 regentó una cafería en Briviesca.
Indicador general de la industria y el comercio en Burgos. 1894
En esa primera fecha ya disponía de fábrica de gaseosa. Gracias al Archivo Municipal de Briviesca hemos podido situar su cafetería la calle Santa María Encimera. Lo más probable es que allí instalase su modesta fábrica de cerveza y gaseosa.
Los datos sobre la fábrica de cerveza están documentados entre 1902 y 1908, siempre por el Anurio Riera.
Anuario de Riera. 1902,
El hecho de contar Briviesca con una estación de ferrocarril que comunicaba la ciudad con Burgos y El País Vasco me lleva a sospechar que estamos ante embotelladores de cerveza que comprarían barriles en otros lugares y en Briviesca procedieron a gasificarlos y embotellarlos. 

viernes, 18 de marzo de 2016

LA HISTORIA DE LA ORCELITANA EL ORIOL EN LA REVISTA CELCE.

El número 82 de la revista CELCE Magazine, publicada por el Club Español de Coleccionismo Cervecero recoge un buen número de artículos de historia. Nuestro amigo Pedro Miguel Ortega publica un artículo sobre el artista socarrado (malnombre de los habitantes de Xàtiva) Eugenio Gimeno Regnier.
Además de otro artículo sobre el reparto de cerveza en tiempos pasados, otro sobre el 50 aniversario de Henninger España,  otro sobre la fábrica madrilea de El Águila, acompañado de una estupendas fotografías del archivo Ruiz Vernacci. Ya fuera del ámbito historico publica dos artículos de interés, la entrega XLVIII de Libros con Cerveza y un artículo sobre la canción La Cerveza de George "Dann".

Dentro del ámbito histórico destaca Xavier Pérez Barber con su artículo sobreartículo "Los Primeros Pasos del Sector Cervecero en Barcelona" y Javier Renovell otro sobre Filatelia Cervecera. 

Entre estos maestros se ha publicado un artículo mío sobre "El Oriol, una fábrica de cerveza en la Orihuela de Miguel Hernández". La revista se completa con artículos sobre el coleccionismo (catálogos) de latas cervecera, botellas de edición especial, vagones cerveceros (de juguete...claro), posavasos, etiquetas, cristalería, placas, fotografías antiguas, cervezas artesanas y una colaboración habitual del prestigioso Boris de Mesones sobre cerveza artesana, y ahí debo discrepar, la caña no morirá nunca...
Si os gusta la cerveza y su historia esta es vuestra revista. Todo un lujo.