domingo, 24 de mayo de 2015

CERVEZA ARTESANAL MARBI (MEDINA DE POMAR).

Las Merindades de Castilla es un territorio ubicado en el norte de la provincia de Burgos que puede presumir de ser cuna de Castilla, de tener paisajes espectaculares y de haber disfrutado en el pasado de frescos y suaves chacolís.
En la  actualidad este vino intenta recuperar su prestigio y mercados y además, una refrescante y audaz cerveza producida artesanalmente en Medina de Pomar se abre hueco entre la amplia oferta de artesanales, se trata de Marbi.
Su mentor es el emprendedor vizcaíno Xabier Sevillano. En los 90 empezó abriendo una ferretería en la cercana Balmaseda, después creó una empresa de muebles y más tarde trasladó sus instalaciones a Medina de Pomar. Sin embargo la crisis afectó a su negocio y decidió cambiar de tercio, pasando a producir cerveza artesana a fines de 2012. Viendo que las pruebas habían sido positivas a principios de 2013 inició la actividad cervecera con la empresa Maiken Brewery S.L. y en septiembre de 2013 presentó dos variedades de cerveza, la Pilsner y una APA de nombre Rokai. El nombre de la cerveza es Marbi, según nos cuenta Xabier Sevillano el nombre de su anterior empresa.
Xabier y Ion Sevillano en las instalaciones.
Xabier ya producía cerveza en su casa de Entrambasaguas del Valle de Mena. La cerveza casera ha sido el caldo de cultivo de muchos emprendedores cerveceros que, por diversas circunstancias han dado el salto a la cerveza artesanal. A este aspecto autodidacta se sumó, cuando ya se decidió a lanzar su propia cerveza, algún curso en Barcelona y unas clases particulares en una micro madrileña, con un maestro cervecero alemán.
En un primer momento se pusieron en el mercado las variedades Pilsnen y una APA de nombre Rokai, que se han visto completadas con otras tres nuevas referencias: Weis, Psycho-Tropic y Heisen. La materia prima está formada por maltas producidas en Pamplona y lúpulos de distintos orígenes. Sus variedades son:
Pilsner: se trata de una cerveza realizada con la combinación de dos maltas tipo pilsner y un lúpulo alemán.De color amarillo-dorado, con aroma delicado con notas a especias y con ligero amargor. 
El fabricante aconseja consumirla con carne de cordero, cerdo o pescado azul y también para quesos frescos. La cerveza ideal, con suave contenido alcohólico,  para comenzar a saborear el mundo de las artesanales.
Rokai es una American Pale Ale, elaborada con cuatro maltas que le aportan cuerpo y color. 
Los lúpulos son de origen norteamericano y le confieren un característico amargor que deja en segundo plano el papel de la malta. Entre ellos destaca la variedad cascade, que da un toque cítrico a esta cerveza y le confiere un marcado carácter aromático. En color dominan los tonos ámbar y anaranjado y su espuma es persistente y cremosa. El fabricante aconseja su consumo con carnes y quesos.
Camisa de Marbi.
Weissbier:  Es una cerveza de trigo. Su espuma es blanca, densa y duradera, su color es paja-dorado y su aspecto turbio, por la levadura en suspensión.
Sus aromas son de clavo y plátano y el sabor es suave, se aconseja para maridar con mariscos y quesos suaves-medios.
Se sirve en copas altas, sin olvidar remover los posos de la botella y depositarlos sobre la espuma. Toda una experiencia en alta fermentación.
Psycho-Tropic: La inspiración americana está muy presente en Marbi, Xabier considera que el uso de lúpulos de este origen confiere aromas y sabores intensos a estas variedades. 
Tal es el caso de la Psycho-Tropic con aroma a frutas tropicales: mango y maracuya. 
Es ligeramente tostada y produce una gran espuma. Sus cuatro grados permiten repetir.
Heisenbier: se trata de una doble Imperial Pale Ale (IPA) con fuerte sabor amargo y alta graduación. Fabricada con maltas especiales, su caramelización se equilibra con sus 8 grados de alcohol.
Marbis en el Cafetín de Calahorra.
Como podemos comprobar trabajan tanto la baja como la alta fermentación, a pesar de que la baja fermentación está poco valorada mundo artesanal. La mayoría de su oferta es alta fermentación, destacando el gusto por las variedades americanas. Según nos indica Xabier es uno de los puntos fuertes de su producción, debido a la intensidad e aromas y sabores que se consiguen con los lúpulos americanos.
Marbi se vende en Burgos, Cantabria, Bizkaia, algo en Guipuzkoa, Navarra, y estamos presentes en Valladolid, Palencia, Madrid, Barcelona, y varios puntos en Girona.
Cerveza solidaria Big Beñat.
Además de producir sus propias cervezas también fabrican para otros productores artesanales. Es el caso de la pamplonesa Morlaco, que pronto inaugurarán su fábrica, la vizcaína Drunken Bros, la Xabuc de Vera de Bidasoa, la Matinada de Rentería, la primera producción de la burgalesa "Una Rubia" también salió de su fábrica. Finalmente debemos destacar la Big Beñat, una cerveza que nació con el fin de recaudar fondos para el niño de Getxo Beñat Mardarás
Xabi Sevillano, Mikel Muñoz y Pablo Mallada con la Big Beñat.
En este segundo campo apuntamos una  interesante iniciativa, la cerveza producida para la histórica vermutería de Burgos Victoria y a la que dedicaremos una próxima entrada.
El futuro tiene recambio, se trata de Ion Sevillano, segunda generación y que tras formarse en Cataluña representa el futuro de esta cervecera medinense.
Podéis pinchar aquí para acceder a su  facebook y página web para conocer más de esta marca artesanal, aunque lo mejor es poder disfrutar de alguna de sus referencias, y si es en la calle Mayor de Medina mejor.

viernes, 15 de mayo de 2015

Juan Baustista Algarra. Productor de Cerveza en Valencia.

De nuevo volvemos a tierras valencianas para desentrañar el devenir de otro fabricante de cerveza y gaseosa. Juan Bautisla Algarra Lácer había nacido en Turis y se había formado como cervecero en Casa Cayol. Posteriormente trabajó en la fábrica de cerveza de e José Martí Blanco , dueño de la marca La Estrella, que estaba activa al menos entre los años 1888 u 1903 y que produjo cerveza y gaseosa. 
En algún momento instaló Algarra su propia fábrica de gaseosas, ya debía funcionar hacia 1900 según una queja de la  asociación de " Operarios de Fábricas de Gaseosas", acusaban a Algarra de pagar 8 reales diarios, cuando lo establecido eran 10.
Toda esta información procede de un artículo publicado en 1903 que contiene algunas imprecisiones. Curiosamente hemos encontramos más referencias en la prensa de Juan Bautista Algarra como candidato republicano al ayuntamiento de Valencia que como fabricante de cerveza.
El Pueblo de Valencia. 03.11.1903
En 1902 forma parte de la Unión de Fabricantes de Gaseosas, Sifones y Cervezas de Valencia según indica el boletín del B.O.P.I. número 370. Se trata de un intento de crear un cártel que controlase el mercado y los precios de cervezas y gaseosas.
Era un hombre hecho así mismo y buscó el reconocimiento social.  Fue candidato republicano por el distrito de Teatro en varias ocasiones,  presidente de la falla de la Calle Jerusalén-Buena Vista y miembro de la Cámara de Comercio valenciana en  1927.
No sabemos cuando empezó a producir cerveza, pero estuvo activo al menos entre 1917 y 1924. A partir de  1922 se observa un fuerte descenso de su producción y en 1924 los últimos datos de fabricación de cerveza,  a partir de esa fecha su única actividad es la producción de gaseosa y sifón.
En 1931 figura como fabricante de gaseosas y sifones, con domicilio en Matemático Marzal 14 y teléfono: 13.778, son los últimos datos que hemos encontrado de su empresa.

jueves, 14 de mayo de 2015

Un Artículo sobre la fábrica de Mahou-San Miguel en Burgos.

Ya hemos visto en entradas pasadas la historia de Gulder y San Miguel en Burgos. Una ciudad que tiene una larga historia cervecera, inaugurada por un francés de nombre Jacob, mantenida en los años 40, 50 y 60 por los embotelladores de El Norte y Frío Industrial Burgalés (El León) y que en la actualidad mantiene activos a varios productores artesanales: Dolina, Virtus, Marbi, Tesela y Mica, además de la citada factoría del grupo Mahou.
Hoy el Diario de Burgos ha hecho pública una noticia que está relacionada con la fábrica del Galeón de Manila y que supone la realización de una inversión de 38 millones de euros. Reproduzco íntegramente el artículo:
Línea de Embotellado de San Miguel en Burgos en la actualidad.
La apuesta del Grupo Mahou-San Miguel por su planta de Burgos se ha traducido en unas inversiones de 37,8 millones de euros en la última década, destinadas a la mejora de la capacidad y de los resultados de una de las fábricas estratégicas de la primera compañía cervecera española. La última realización, actualmente en proceso y que se prevé culminar a lo largo de este verano, es el cambio de imagen de la fachada de esta industria y la adecuación de su interior para permitir, entre otras mejoras, las visitas de personas con la movilidad reducida.
Estas obras, explica el nuevo director de esta industria, César Rodríguez Muñoz, se acometen sobre el edificio que se construyó en el año 1964 -que entonces acogió a la Compañía Hispano Holandesa de Cerveza (Gulder), pionera del Polo de Desarrollo- y pretenden renovar la imagen de la planta acorde con la actual del grupo Mahou-San Miguel. Se mantiene la estructura arquitectónica, considerada como un icono industrial de los orígenes del Polo, pero cambiarán los colores corporativos.
Anuncio de 1973.
En el interior, se ha dotado a las instalaciones de un ascensor para personas con movilidad reducida y se han colocado rampas de acceso a la pasarela superior desde la que los visitantes pueden contemplar todas las zonas de fabricación y envasado. Mahou-San Miguel es una de las fábricas más visitadas de la ciudad, atendiendo a un promedio de más de 8.000 personas cada año.
La reforma en el interior también incluye mejoras y ampliación de la zona de atención sanitaria y rehabilitación terapéutica para los empleados. Asimismo, se ha construido un pequeño gimnasio donde imparten talleres a los trabajadores centrados en la seguridad y salud en el trabajo.
La planta de la carrera de Logroño cuenta con una media de 130 trabajadores en plantilla, entre fijos y eventuales, además de las empresas de mantenimiento, limpieza y logística que trabajan para esta industria. El Grupo, con ocho centros de elaboración de cerveza (uno en India) y dos plantas de envasado de agua, supera los 2.700 trabajadores en plantilla.

Eficiencia
De los 37,8 millones de euros invertidos en la última década en Burgos, 1,3 se gastaron en 2013 (último dato facilitado por la compañía) en un total de 27 proyectos de mejora de procesos productivos y renovación de sistemas y equipos, mejora de calidad en el trabajo y mejora en la sostenibilidad medioambiental.
Mientras aumentaba su capacidad hasta alcanzar los 2,2 millones de hectolitros de cerveza al año (el grupo produce 12,9 millones), en los últimos diez años se han renovado la mayor parte de los equipos buscando una mayor eficiencia y menores consumos en los procesos. De hecho, ha reducido un 14% el consumo eléctrico y térmico (gas natural), mientras que el consumo de agua necesaria para el proceso de elaboración se ha reducido hasta  un 7,5%.
La fábrica cervecera cuenta con su espacio de producción junto a la carretera de Logroño, 68.000 metros cuadrados, entre los que se incluyen 5.000 en almacén de lleno y otros 5.000 en vacío. En Villalonquéjar cuentan con centro logístico de 15.000 metros cuadrados, que acoge toda la producción que se realiza con destino al sector de la alimentación.
Cuatro líneas de producción multiformato (botella retornable, no retornable, lata y barril) trabajan toda la gama de productos que produce la compañía, que etiqueta más del 75 por ciento de la cerveza española que se consume en el mundo y está presente en más de 50 países.
«Es una fábrica muy versátil y su localización es muy importante  para abastecer la demanda del norte de España», señala el director, que añade que ahora empiezan su temporada alta de su negocio, la producción de cara a los meses de verano, los de mayor consumo de cerveza en España. En estos momentos, la fábrica solo detiene su producción durante la tarde de los sábados.
Como ejemplo de su capacidad, en Burgos se pueden fabricar 42.000 latas de cerveza y 61.000 botellas de tercio a la hora, entre otros productos. Los 50.000 kilos de lúpulo y los 21 millones de kilos de malta que consume esta industria son en un 60% y un 90%, respectivamente, de cosecha nacional. No obstante, recuerda César Rodríguez, una de sus principales ventajas es contar con una de las materias primas de mayor calidad de España, el agua corriente de Burgos, uno de los motivos que atrajo hace 50 años a la holandesa Gulder a orillas del Arlanzón.
Recuperación:
Por los datos de demanda que maneja para regular las producciones, el responsable de Mahou-San Miguel confirma un aumento del consumo de cerveza a lo largo del último año en todos los ámbitos aunque, aún no se atreve a confirmar la «recuperación».
Recientemente, los datos de la Agencia Tributaria sobre la recaudación de los impuestos especiales que gravan a las bebidas alcohólicas apuntaban a que el consumo de cerveza en España  alcanzó los 3.408 millones de litros el pasado año, un 3,5% más, lo que supone el mayor registro de la historia.
El sector también apunta a una recuperación del consumo en la hostelería tras varios años de descenso. Habrá que constatar esta tendencia en los resultados registrados por el grupo Mahou-San Miguel en 2014, que se conocerán en breve plazo.
Diario de Burgos, 14.05.2015