domingo, 14 de julio de 2019

CELCE MAGAZINE 95.

La revista CELCE Magazine, publicada por el Club Español de Coleccionismo Cervecero, recoge tanto artículos relacionados con el coleccionismo (por ejemplo: su exhaustiva sección de novedades de latas de cerveza) como de la historia de la cerveza. 
En el número 95 de junio de 2019 tenemos los siguientes artículos de historia cervecera:
  • Archivo Documental Cervecero: impresos, facturas, recibos... (Hijos de Casimiro Mahou). Es un artículo de Pedro Miguel Ortega Martínez en el que da a conocer un capítulo del coleccionismo histórico como son los documentos históricos, en este caso de los primeros años de la casa Mahou y que ha sido posible gracias a la colaboración del coleccionista J.A.B.P.
  • Etiquetas Históricas del Continente Africano. Enrique Solaesa nos da a conocer algunas etiquetas antiguas de diversos países africanos como Túnez, Marruecos, Libia, Argelia, Malí, Niger...
  • Birra Henninger, S.P.A. (1968-2012) una cerveza bicontinental. De nuevo Pedro Miguel Ortega Martínez recopila datos sobre la historia de esta marca alemana, en este caso en Italia. Pedro Miguel aúna en estos artículos el rigor histórico con la pasión por una marca en la que realizó su vida laboral.
  • Luis Alegre a todo gas. Joan "Lyado" Rubio nos da a conocer en este artículo la vida profesional del francés Luis Alegre, establecido en Valencia en 1837 y que al año siguiente instaló otra fábrica en Madrid. Luis Alegre sería el pionero de la fabricación conjunta de cerveza y gaseosa en España. En un artículo que publiqué hace un año en CELCE Magazine nº 91 encontré datos de la fabricación conjunta de cerveza y gaseosa en 1838, en concreto la fábrica de la Rambla de Santa Mónica en Barcelona y la fábrica de Lavapies en Madrid. Con este nuevo artículo de Joan "Lyado" Rubio la fecha retrocede un año, a 1837 y Valencia tomó la delantera a Madrid y Barcelona en este negocio. Finalmente el autor nos enlaza la cervecera valenciana de  Luis Alegre con Lázaro Cayol.
  • Restauración de luminosos antiguos. Es un artículo del presidente del club, Pascual Merita, en el que nos explica como restaurar uno de los iconos cerveceros por excelencia, los luminosos de los bares. 
Si algún lector está interesado en adquirir algún ejemplar pinche aquí.


domingo, 13 de enero de 2019

KELER. HISTORIA DE UNA MARCA.

Entre las marcas de cerveza que han sobrevivido a las últimas décadas de globalización en España tenemos la "Keler 18", una Lager fuertemente enraizada en el País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja y Burgos, y que en la actualidad forma parte del grupo Damm.
Fuente https://carteles.webcindario.com/keler.htm
La marca sitúa sus orígenes en el San Sebastián de 1890, haciendo referencia a "Juan y Teodoro Kutz, maestros cerveceros en el antiguo Donostia".
Fuente:  https://tm.kurzy.cz/
La historia de la familia Kutz ha sido publicada por Miguel Ángel Santos Crespos en el número 87 de la revista CELCE Magazine. Siguiendo este valioso y riguroso artículo el primer Kutz llegado a San Sebastián fue Benito que, procedente de la ciudad alemana de Ulm, estableció la "Cervecería Alemana" en Ategorrieta en 1871 y al año siguiente inició la producción de cerveza. Al proyecto se sumaron pronto su hermano Luis y los sobrinos Josef Antón y Alvin. 
En 1891 Benito Kutz iniciará en solitario la construcción de una nueva  fábrica de cerveza en El Antiguo que se convertirá en la "Cervecería de Strassburgo y fábrica de hielo de Benito Kutz" mientras que Luis continuaba activo en Ategorrieta como " Primitiva Cervecera Alemana" y sus descendientes como "Sucesores de Luis Kutz".
Registro de la marca de Viuda de Benito Kutz, año de 1898.
En 1898 falleció Benito Kutz y la empresa continuó con la razón social "Viuda de Benito Kutz" y su hijo Teodoro fue enviado a Ulm a aprender el oficio de maestro cervecero. No fue hasta 1913 cuando la razón social se modifique a "Juan y Teodoro Kutz". Por lo que la fecha de 1890 no corresponde ni al inicio de la actividad cervecera de Benito Kutz en San Sebastián ni a la creación de la sociedad "Juan y Teodoro Kutz". 
BOPI 1917, nº 749. primer registro de Juan y Teodoro Kutz.
En Wikipedia podemos encontrar una entrada de Keler en la que literalmente se indica que "La cerveza Keler fue creada en 1890 en la capital guipuzcoana, San Sebastián, por Juan y Teodoro Kutz" esta afirmación supondrían que uno tendría 7 y el otro 5 años cuando crearon "Keler", sin duda niños prodigios.
¿De dónde procede la fecha "mítica" de la creación de "Keler"? La primera vez que hemos encontrado esta fecha relacionada con "Keler" es en estas chapas, que según nos informa el señor Cinto Sistaré, se utilizaron en los botellines de "Keler" entre 1984 y 1986.
Funete Todocolección.net
Quede claro que "Keler" no surgió, como marca,  en 1890 y que la fecha, aproximada, que se ha tomado como referencia para el inicio de la actividad de "Juan y Teodoro Kutz" corresponde realmente a la de la construcción de la "Cervecería y Fábrica de hielo de Strassburgo" de Benito Kutz.
Antigua fábrica de Juan y Teodoro Kutz, continuada de Benito Kutz. Fuetne Keler.eus
Respecto al nombre recuerda a la palabra alemana keller (bodega) aunque hay que reconocer que keler resulta más fácil de pronunciar. El 18 ignoro a qué se debe.
Fuente https://www.delgranoalacopa.com/kellerbier-la-cerveza-alemana-de-bodega/
La Kellerbier es un estilo de German Lager originaria de Baviera, se trata de cervezas de baja fermentación que necesitan de un periodo de guarda en bodega. Hay que indicar que también existen algunas Keller son Ale (Alta fermentación) pero son minoritarias. Su origen parece estar en las abadías medievales y se guardaban en barriles de madera en las bodegas monacales. La madera y la malta Munich dan a esta variedad un característico color dorado. Es una variedad con poca espuma. 
Las Keller alemanas se consumen sin clarificar, sin filtrar y sin pasteurizar y pueden ser consumidas directamente del barril en los biergarten o jardines de la cerveza. Estos lugares tan tradicionales en Alemania permiten al consumidor poder llevar su comida y utilizar una mesa a cambio de comprar la cerveza. Hoy en día buena parte de la producción de Keller ya no pasa por barriles y en su lugar fermenta en cubas de acero o en botella. La Keler guipuzcoana no es realmente una Kellerbier aunque su nombre parece inspirarse en ellas.
Los boellines de Keler de distinas épocas.
Y  ahora veamos cual puede ser la fecha de creación de la marca Keler, que parece estar muy lejos del año 1890 como recoge Wikipedia y algunas otras páginas. 
Aunque en las fábricas de cerveza se almacenó cerveza en barricas para su fermentación y maduración, esto no significa que se estuviesen elaborando cervezas estilo Keller. "El León" elaboró cervezas de estilo  Märzen, Bock, Munich, Dortmund y Pilsen (fuentes Birrapedia y ABC). Aunque algunas variedades, como la Mänzen o la Munich pertenezcan a las German Lager, son tipos diferentes de las Kellerbier. 
ABC, 11.07.1964
Respecto a la fecha de creación de la marca "Keler" la propia etiqueta nos da una pista "Marca Registrada" y en el registro del B.O.P.I. encontramos los siguientes datos:
El primer registro de la marca aparece en 1962, se trata de la marca "Keler 18" para designar cervezas y diferentes productos alcohólicos, desde vino hasta champán.  No he podido encontrar el nombre del registrador.
Pero no será hasta 1965 cuando se registre la etiqueta de Keler bajo el paraguas de Juan y Teodoro Kutz. 
El primer anuncio que hemos encontrado de "Keler 18" data del 22 de julio de 1969 y en él se anuncia que irrumpe en el mercado español después de haber ganado diversos certámenes internacionales. 
Diario de Burgos 22.7.1969
Por las fechas y la presentación y etiqueta de la botella se deduce que se trata de una marca de más calidad, nacida para competir con otras marcas internacionales que en esos momentos están presentes en el mercado español como "Gulder", "Europils", "Henninger", "Skol" o incluso con "San Miguel". 
El León era una marca muy arraigada en buena parte de España pero su imagen quizá estaba quedándose anticuada y como le sucedió a "La Cruz Blanca" con "Skol" decidieron lanzar marcas que pudiesen sonar más europeas y modernas. Hoy, curiosamente, la marca Keler se reivindica como autóctona y "tradicional" buena prueba de que la mercadotecnia se adapta a los cambios de mentalidad.
Fuente https://carteles.webcindario.com/keler.htm
Keler ha producido, para deleite de consumidores y coleccionistas distintas variedades de cerveza. La más conocida, sin duda, es la Keler 18.
Otras variedades son la Lager, la Brown y la Keler Sin.
Etiquetas procedentes de Todocolección.net
Respecto al lugar de fabricación la Keler se empezó a producir en la fábrica de "El León" en San Sebastian en 1969. Al clausurarse las antiguas instalaciones de "Juan y Teodoro Kutz" en la capital donostiarra se trasladó su producción en 1982 a unas nuevas instalaciones situadas en el cercano municipio navarro de Arano.
Fábrica de El León en San Sebastián, fuernte Keler.eus
Esos años vivieron un intenso proceso de concentración industrial en las cerveceras españolas, que se llevaron por delante a cerveceras tan importanes como "El Águila", "La Cruz Azul" o "Moritz" entre las que más historia tenían. Juan y Teodoro Kutz también sucumbieron en este proceso y la marca que logró salvarse fue "Keler", dejando de rugir "El León" para siempre. 
En 1993 se produjo la fusión de "Cruzcampo", "Henninger", "El Alcázar", "Industrial Cervecera Sevilla" y "Juan y Teodoro Kutz". Desde 1991 la cervecera sevillana estaba controlada por "Guinness" por lo que la irlandesa configuraba un gran grupo cervecero en España. Sin embargo no debió obtener los resultados buscados pues en 2000 "Heineken" compró "Cruzcampo". 
El País, 19.04.2001
En 2001 la marca "Keler" fue vendida al grupo "Damm" y la producción de "Keler" se  a El Prat de Llobregat. En Arano se pasaron a producir otras marcas del grupo holandés como "Heineken", "Cruzcampo", "Legado de Yuste" y "Amstel". Finalmente en 2008 se cerró la fábrica de Arano que contaba entonces con 69 empleados y producía 63 millones de litros anuales.
Fábrica de Heineken en Arano.
En la actualidad, las noticias que tengo, es que Damm está produciendo Keler en la fábrica de Estrella de Levante en Murcia. 

Finalmente quiero indicar que en el mundo de la cerveza no es el primer caso en que los datos históricos no coinciden con las campañas publicitarias,  como bien ha documentado Joan Rubio para la marca Voll-Damm en un estupendo artículo que les publicó en su blog Historias Cerveceras.
 
También quiero expresar mi agradecimiento a los señores  Cinto  Sistaré y Jorge Arza por sus valiosas puntalizaciones a la hora de precisar datos sobre la chapa en la que aparece la fecha de 1890 y las fechas de las etiquetas respectivamente. Los lectores son una gran ayuda.

domingo, 2 de diciembre de 2018

JOSÉ SANTIAGO LÓPEZ Y VILLENA.

"Villena: Ciudad, cabeza de partido judicial, con ayuntamiento de 18.393 habitantes de hecho y 18.532 de derecho, situada al pie del monte San Cristóbal, sobre una extensa y fertilísima llanura y en la margen izquierda del río Vinalopó. Dista de Alicante 59 kilómetros.
Villena circa 1900. Fuente http://www.redjaen.es/
Es población grande y bien urbanizada, con edificios modernos de buen gusto. Sus calles son amplias, tiene buenas plazas, bonitos paseos y pintorescos alrededores. Conserva de épocas pasadas las ruinas de su histórico castillo, y entre los edificios dignos de visitarse se mencionan la Casa Consistorial y las iglesias de Santiago y Santa María. Celebra sus fiestas del 5 al 9 de septiembre; ferias del 20 al 30 de octubre, y mercados los jueves y domingos. Su producción agrícola, muy intensa y floreciente, consiste en cereales, arroz, maíz, legumbres, hortalizas, patatas, ajos, frutas, aceites y vino. Su industria y su comercio es muy importante en los vinos, y cuenta con fábricas de diversos productos, como alcoholes, aguardientes y licores, calzado, tejidos, muebles y otros, que dan vida activa activa a la población. Estación de ferrocarril de las líneas de Madrid a Alicante y Cieza a Villena y Muro. Carretera a Madrid, Alicante, Alcoy y Valencia. Estafeta de Correos, Telégrafo y teléfono". Esta descripción que recoge el Anuario Regional descriptivo, informativo y seleccionado de la Región de Levante de 1932 resume muy bien como era la ciudad en esa época.
Plaza de Castellar en 1920. Fuente http://www.villenacuentame.com
Tal como explica Antonio Martínez Puche  en Villena: industrialización y cambio social (1780-1940) Villena había vivido una importante transformación socio-económica durante el siglo XIX. Si durante el Antiguo Régimen la agricultura era determinante y su economía se completaba con la trajinería y la sal, a partir de 1830 asistimos a una serie de transformaciones económicas que harán del vino el primer sector de la ciudad, gracias, en gran medida, a la favorable coyuntura exterior y al ferrocarril.
Junto al vino se desarrollaron una gran cantidad de destilerías de aguardiente, aunque ya desde el siglo XVIII existían alambiques que destilaban el vino que no alcanzaba una calidad suficiente, este sector vivió un importante desarrollo gracias a las exportaciones y en 1876 estas industrias llegaron a la cifra de 19 destilerías.
Destilería El Orejón, circa 1930, fuente http://www.villenacuentame.com
Por lo tanto en Villena el peso del vino y el aguardiente era tal que poco espacio parecía quedar para otras bebidas como la cerveza. Sin embargo, ya en 1905 existía en la ciudad una cervecería, llamada de Amorós, según recoge el Anuario del Comercio  (1905) y en la estupenda página http://www.villenacuentame.com  en 1908 se documenta otra llamada "Cervecería española La Sardina", poco después El Anuario Riera (1909) citaba dos cervecerías en la ciudad: Amorós y Fernando Hernández.
Fuente: villenacuentame.com
También existe un registro en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial de 1914 en la que  aparece la marca villenense "Las Virtudes" para distinguir cervezas, jarabes, gaseosas y vinos espumosos.  
BOPI, número 673 (1914)
Los registros de marcas del Boletín Oficial de la Propoiedad Industrial son una interesante fuente para acercarnos, desde 1886, a la industria cervecera española, pero debemos tener en cuenta que se trata de un proceso administrativo que no siempre conllevaba el uso real de la marca.  
Puestos a indagar sobre el propietario del registro hemos encontrado que D. José Santiago López era el propietario de una fábrica de hielo en Villena en 1911 tal como recoge el Anuario del Comercio de ese año.
Anuario del Comercio...1911. pág. 998.
Como ya hemos indicado en varias entradas la fabricación de gaseosa y hielo estuvieron unidas a la expansión del consumo de cerveza en España. Se aprovechaban las sinergias que ambos negocios generaban y, como podemos ver en este registro, la misma maquinaria que elaboraba la gaseosa podía gasificar vino y cerveza. Las redes de distribución que los gaseoseros tenían por toda la geografía facilitaban la llegada de cerveza a las tabernas y fondas de la época.
Sifones en Villena en los años 20. Fuente villenacuentame.com
En este caso podemos comprobar como José Santiago López registró la marca para su negocio gaseosero que completaba con la gasificación de vino y cerveza, esta última recibida, probablemente, por vía férrea. La producción de jarabes hace referencias a gaseosas de sabor, tan populares en aquellos años.
Al respecto tenemos ya un anuncio en el Anuario Batlles. Región Valenciana (1914) en el que podemos comprobar como ya vendía ese año la gaseosa "Las Virtudes" y que tenía como competencia local a "La Espumosa"
Anuario Batlles. Región Valenciana. 1914. Pág. 299.
La marca utilizada en el registro, "Las Virtudes", se debe a un popular santuario situado a 7 kilómetros de Villena y la referencia y el rostro de Ruperto Chapí es un homenaje a este músico villenense, que seis años después de su fallecimiento era objeto de sentidos homenajes en su cuidad.

Fuente: villenacuentame.com
En 1932 la fábrica de hielo era propiedad de José L. López (presumiblemente su hijo) según el Anuario Industrial y Artístico de España 1933-34 y en esta fuente ya no hay referencias a la fabricación de gaseosa.En la estupenda página web villenacuentame.com aparecen algunas fotografías de una antigua fábrica de hielo sita en la calle de Las Malvas conocida como de los franceses que no parece tener relación con la de José S. López.
Por otro lado existe otra referencia en el catálogo de productores La cerveza y la Industria cervecera en España publicado por CELCE en la que se cita como productor de cerveza en Villena a Jerónimo Esteban y se establece como fechas de su actividad 1920-1930. Al respecto debemos indicar que tenemos la suerte de disponer del listado de fabricantes de cerveza de esos años y de las cantidades producidas y en ellas no hay ninguna referencia a Villena, por lo que de nuevo debemos estar ante un fabricante de gaseosa. En el libro de Francisco Javier Salas Salas Un mundo de gaseosas. Mi mundo de cristal (2006) se cita una fábrica de gaseosa en Villena, activa en los años 50, propiedad de Francisco Esteban Hernández, que tenía el número de registro 1.129, quizá un descendiente de Jerónimo Esteban.