viernes, 17 de octubre de 2014

Aygüesvives y Enrique Comas, dos fabricantes de cerveza en la Barcelona de fines del siglo XIX.

Barcelona vivirá a fines del siglo XIX un fuerte crecimiento económico y paralelo a él se fueron extendiendo nuevos hábitos de consumo. El néctar de Gambrinus fue ganando adeptos y el número de cervecerías en 1897 era de 140 en el núcleo urbano. Aquel aumento de la demanda conllevó la creación de diversas empresas cerveceras que animaron el periodo finisecular barcelonés.
Entre los fabricantes activos en ese tiempo vamos a hacer referencia en esta entrada a dos: Aygüesvives y Cía. y su sucesor Enrique Comas y Cía.
Respecto a Aygüesvives y Cía establecieron su fábrica en la Calle Casanova. Poco más sabemos de esta fábrica, que no aparece en la Guía Celce y cuya existencia documenta Xavier García Barber en su estupenda tesis doctoral. Gracias a Robert C. Sánchez he podido conocer la existencia de una  etiqueta, o quizá sello de fábrica,  en la que aparece como  Aiguesvives y Huberti. El apellido Aygüesvives es un toponímico occitano, aunque no debemos identificar sin más datos a este productor con alguien de origen francés, pues también se documenta en Cataluña en citado apellido. Respecto a Huberti no hemos podido averiguar si corresponde a José Huberti i Nadal, empresario barcelonés de la época con intereses en el sector textil.
Pequeña etiqueta de hacia 1890. Cortesía de Robert C. Sánchez.
Hacia 1893 se debió producir el traspaso de Aygüesvives a Comas y poco después se debió trasladar la actividad a la calle Viladomat, número 43. Como era frecuente en la época la forma societaria empleada fue la de Sociedad en Comandita, es decir, existían unos socios que sólo respondían con su capital, mientras que otros respondían también con sus bienes, este tipo de empresa respondía a la existencia de socios capitalistas que poco conocían del negocio y mediante este tipo de sociedad buscaban la plena implicación de los socios que iban a dirigir la producción.
García Barber sitúa la actividad de la fábrica en los años comprendidos entre 1893 y 1897, documentando en 1895 la instalación de un horno para la producción de malta en la fábrica de Viladomat. La Guía Celce retrasa la puesta en marcha de Comas hasta 1897. A la vista de los datos actuales y gracias a la labor de García Barber, las fechas precisas serían 1893-1897, pudiendo quedar la fábrica sin actividad un par de años, hasta su venta a Cammany
Enric Comas i Cía ofrecían las variedades "Común", "Munich", "Parisién" y "Alsaciana" pero no pudieron resistir la competencia de otras empresas y acabaran siendo traspasados.
Apenas un par de anuncios y alguna etiqueta han quedado como testigos de aquella fábrica. Hoy sobre su antiguo solar se alzan edificios de construcción reciente que nada permiten adivinar de sus instalaciones.
En 1899 la fábrica con todos sus activos es vendida  a Cammany y Cía y al año siguiente la sociedad disuelta.
Crónica Meridional (Almería) 18/02/1900

sábado, 11 de octubre de 2014

Antonio Candela, un fabricante de gaseosa y ¿cerveza? en Burgos.

Las gentes del sur de Alicante han explotado el cáñamo y el esparto desde antiguo y  también han producido bebidas refrescantes con las que soportar tórridos y sequísimos veranos. Muchos de ellos emigraron a Argelia durante el siglo XIX, aprovechando las facilidades que dio Francia para su establecimiento, sin embargo, otros muchos optaron por dedicarse al comercio y se fueron estableciendo en distintos lugares de España, creando negocios que a menudo llevaban el nombre de sus lugares de origen.
Calle Laín Calvo.
La presencia valenciana en la ciudad de Burgos se documenta en el siglo XIX con familias muy activas en el mundo comercial como los Moliner. Pero en este caso vamos a seguir la estela de las familias Candela y Quesada. Estos apellidos son muy frecuente en Elche, Crevillent y la Vega Baja y de algún municipio de estas comarcas debían proceder.  Los Candela (Antonio, Pedro y Emilio) y los Quesada debieron llegar a Burgos hacia 1850. Ambas familias fueron socios en un almacén de vinos situado en la calle Laín Calvo 24 y por otro Antonio Candela y sus hermanos fueron propietarios de un almacén de esteras en la misma calle, en el número 3.
Guía de Buitrago 1876.
El almacén de esteras paso a ser regentado en 1880 por José Quesda, posiblemente tras el fallecimiento de la primera generación de los hermanos Candela (El Papa-Moscas, 3 de octubre de 1880). El almacén de vinos será reabierto en 1888 en la calle Bonifaz con el nombre de "Los Alicantinos".
La segunda generación de ambas familias se dedicó al mundo de la hostelería, José Quesada regentó el Bar Iris en el número 10 del paseo del Espolón. En esos años también  un hijo del citado Antonio Candela, que tenía el mismo nombre, fundó el Café Candela en 1877 o quizás en 1879, uno de los lugares más famosos del Burgos de fines de siglo.El café Cadela se situó en la Calle Espolón, números 22 y 24. La numeración corresponde a los dos edificios que limitan con el Círculo de la Unión. 
En estos bajos se situó en café y fábrica de gaseosa de Antonio Candela.

Con una máquina gasificadora elaboraba sifones y agua de selt. En 1880 comercializaba también horchata y agua de cebada, bebida típica del sur de Alicante y que no es fermentada, por lo tanto no debe confundirse con cerveza. En 1882 su gaseosa ganó el segundo premio en una exposición provincial y  en 1888 anunciaba también zarzaparrilla gasificada.
La Fidelidad Castellana (Burgos) 26 de marzo de 1888.
Antonio Candela debió aprovechar su gasificadora para producir vino gasificado que bautizó como el primer espumosos castellano. Debió tener éxito y al menos se comercializó entre 1882 y 1892.

El Papamoscas, 28 de Enero de 1883.
Muy popular en la ciudad, miembro destacado del gremio de baristas, la prensa recoge hasta poemas satíricos en los que se indicaban los cafés de la ciudad. El diario El Papamoscas recogía éste un tórrido 22 de agosto de 1880.
¿Produjo cerveza Antonio Candela? la Guía CELCE indica que sí, sin embargo no hemos encontrado ninguna otra referencia al respecto. Rastreando la prensa de la época, un anuncio de 1881 nos habla de la venta de cerveza negra legítima. ¿Procida por él? ¿Comprada a algún fabricante y luego gasificada? Espero poder encontrar algún dato en los archivos burgaleses, de momento no hay datos suficientes para situar a Antonio Candela como fabricante de cerveza con certeza absoluta.
Heraldo de Castilla (Burgos) 10 de agosto de 1881.
Tras casi 20 años de éxito algún problema sufrió Antonio Candela que debió dejar la propiedad de su café. Un anuncio publicado en El Papamoscas el 6 de diciembre de 1903 nos indica que Antonio Candela buscaba trabajo y ofrecía su experiencia en la fabricación  de gaseosa y vino espumoso, sin citar para nada la fabricación de cerveza. Creemos que marchó a Madrid.
El Papa-Moscas (Burgos) 27.12.1903.
Pero el  Café Candela no desapareció, hacía 1911 era regentado en 1911 por Alejo Madrazo y su hermano que además  contaban con una sucursal en la Plaza Mayor 67 (La Voz de Castilla, 29 de junio de 1911) y también seguían fabricando gaseosa. En esas fechas comercializaban una cerveza alemana denominada La Llave y también la santanderina La Austriaca. En 1942 los sucesores de Madrazo solicitaron al ayuntamiento burgalés un permiso para reformar tan histórico café. Ignoramos cuando se produjo su cierre.
Guasa Viva (Burgos) 1913.
Antonio Candela falleció en Carabanchel en 1912, sus últimos años debieron ser duros, no tenemos datos sobre si en la capital llegó a crear algún nuevo negocio.
El Papa-Moscas (Burgos)  21.03.1912.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Cruz del Sur.

No todas las marcas que operan en España gozan de una larga historia, precisamente hoy vamos a hablar de una marca de corta vida en el panorama cervecero español, pero que cada vez es más fácil de encontrar en grandes superficies comerciales más allá de su Sevilla original. Mientras marcas históricas han desaparecido (El Águila, El León, La Estrella de Gijón...) los especialistas de márquetin buscan ampliar su cuota de mercado con nuevas referencias. Este es el caso de Cruz del Sur, fabricada en Sevilla por el Grupo Heneiken. 
Etiquetas y lata de La Cruz del Sur.
En enero del año 2000 la multinacional holandesa compró el grupo Cruzcampo y como desde el año 1984 participaba en El Águila, su posición de mercado alcanzaba una posición hegemónica. Para que el Consejo de Ministro permitiera esta compra, se obligó ya el  17 de diciembre de 1999 a Heineken a vender varias marcas,  se trataba de Estrella del Sur, Oro, Keler, Skol,  Victoria y Calatrava.
ABC,1/12/2001
En 2001 Heineken vendió a Damm la marca local Estrella del Sur. Solo seis meses después la multinacional holandesa lanzó al mercado Cruz del Sur, una lager destinada a un segmento de mercado más económico. La nueva marca nacía en formato de un litro y a un precio inferior a la Cruzcampo. Su símbolo era una cruz de Calatrava.  Damm se sintió perjudicada, pero sus alegaciones no fueron tenidas en cuenta, manteniéndose la marca hasta la actualidad. 
Hoy se vende en botellas de quinto, litro y lata de tercio. El color de la lata, y en botella la etiqueta y chapa es verde, aunque también se han comercializado etiquetas y chapas  en rojo. 
Chapas de La Cruz del Sur.
El 80% de la cerveza que importa España corresponde a marcas blancas de poca calidad, marcas como Cruz del Sur permiten al consumidor disponer de cerveza nacional a precio económico.