domingo, 22 de enero de 2017

CERVEZAS EL LAGARTO. JAÉN.

La primera industria cervecera jienense fue una iniciativa, salvo que aparezcan nuevos datos, de los Hermanos Puga creadores de "El Lagarto" 
D. Manuel López Pérez en su artículo  La "Fábrica de Cerveza" evocación y memoria cita el intento de instalar en Jaén en 1886 una fábrica de aguardientes y cerveza de nombre "La Lealtad" impulsada por la empresa "Ramírez y Compañía", del artículo citado se deduce que no llegó a funcionar. Y como ya saben nuestros lectores por un artículo anterior, exploramos un registro en el B.O.P.I.  de la marca "La Estrella" de Linares, pero que no corresponde a un verdadero fabricante de cerveza.
La familia Puga-Cobos fue una importante familia burguesa de origen gallego, asentada en Jaén y que también tuvo una importante presencia en Tarragona. El iniciador de la saga familiar fue D. Tomás Cobos Varona, había nacido en Lugo en 1834 según D. León Herrera Esteban y siguiendo la página web MyHeritage   casó con Ascensión Roa Benito. Fueron padres de cinco hijos, de ellos, lo más probable es que sólo sobrevivieran dos: Pedro, que llegó a ser alcalde y senador por Tarragona, ciudad donde se instaló y Carolina.
Alcanzó prosperidad económica en Galicia y era propietario en 1888 de una flota de dragas que se encargaban del mantenimiento del importante puerto de El Ferrol. Esta activida se mantuvo durante muchos años y sobrepasó el ámbito norteño pues  en 1903 aparece vinculado con una draga del arsenal gaditano de La Carraca de San Fernando (Diario Oficial del Ministerio de la Marina. 17.11.1906).
Anuncio de 1926, Fuente Todocolección.
Siguiendo a León Herrera Esteban Tomás Cobos llegó a Jaén en 1888 con el fin de realizar inversiones industriales, acompañado de toda su familia, pronto se asociará con Juan Francisco Martos. Entre ellas hemos podido documentar la concesión de una línea ferrea de vía estrecha entre Baeza y Villacarrillo, con un ramal que llegase a Villanueva de Arzobispo (Crónica Meridional 24.08.1895) que no parece haberse llegado a construir y también adquirió diversas fincas en Tarragona.
Aunque no fue iniciativa suya acabó controlando la producción de electricidad que abastecía a la ciudad. La primera central había sido inaugurada en 1891 con el fin de producir electricidad de origen térmico en Jaén y que se instaló en la calle Álamos. Contaba con tecnología inglesa y belga y era una concesión regentada por el banquero Eugenio Santamaría Mitjana, se trataba de una inversión de 120.000 pesetas de la época, lo que nos indica la importancia de la misma. Tras no lograr los resultados previstos el banquero retornó la concesión a la ciudad en 1896.
Jáne en 1900. Fuente http://www.redjaen.es
El 4 de octubre de 1898 el ayuntamiento otor la concesión a D. Tomás Cobos que reorientó la produción hacia la energía hidráulica, realizando diversas inversiones y construyendo nuevas centrales, dotadas de tecnología Siemens,  para disponer de suficientes caudales y garantizar el suministro eléctrico a la ciudad,  como fue el caso  del Molino de Martos donde instalará una nueva central, o fábrica de luz, llamada La Aurora. 
El 27 de junio de 1906 fallec D. Tomás Cobos, aunque Manuel López Pérez sitúa su fallecimiento en 1905 quizá siguiendo el dato que publicó la página web MyHeritage. Con su hijo Pedro establecido en Tarragona será su hija, ya viuda de d. José Puga, quien se haga cargo de los negocios jienenses y a ellos incorporó a sus hijos:  Domingo y  Manuel Puga Cobos.
Fuente Todocolección
Domingo Puga era el primogénito, había nacido en la ciudad de La Coruña e 1882 y él será quien se sitúe al frente de los negocios familiares, labores en las que ya había participado con su abuelo. Casó en 1911 con la hija de un importante político local, doña Vicenta Esteban García de Quesada, lo que le hizo suegro del influyente senador D. León Esteban.
Manuel Puga Cobos, dos años menor, se había formado en la ciudad sajona de Hainichen  Alemania como Ingeniero Industrial, especializándose en la rama de electricidad. Es posible que allí conociese la industria cervecera y a buen seguro que las saboreó en el "stadtbrauerei"  o cervecería local.  
Fuente: http://www.bierschilder.de/bula.cgi?3288


Ambos hermanos mantuvieron el afán inversor de su abuelo. El 27 de julio de 1906 crearon la sociedad mercantil regular colectiva "Cobos y Compañía" con el objetivo de explotar la central eléctrica de La Aurora, también tendrán intereses en el  campo de la minería (cotos mineros de hierro en Pliego y Zamoranos) a la vez que se abren a nuevos campos como será la fabricación de hielo y cerveza.
Cuenta Manuel López Pérez que en Jaén predominaba en vino manchego y que en 1895 se vendía cerveza inglesa de la marca "Pilcener" a 1.25 pesetas la botella de tres cuarto con escaso éxito. Recordemos que en aquellos años se vendía en Linares cerveza en una farmacia.
La nueva fábrica se instaló en los mismos solares donde había estado la fábrica de la luz que había instalado en señor Santa María en 1891 en la calle de los Álamos  número 15, por aquel entonces calle González Doncel, ampliando su espacio con una finca arrendada en la plaza Cervantes nº1.
La fábrica de El Lagarto y su solar tras ser derribada.

La inversión fue importante pues se instalaron maquinaria movida por energía motriz, un molino para la malta, condensadores de hielo, salas de refrigeración y bodega de fermentación, planta de llenado y embotellado. Se contó con personal alemán y algunos de ellos se quedaron tras la inauguración para dirigir el proceso de fabricación.  
La primera produción se produjo, según Alonso Moreno fue el 26 de abril de 1921 y se vendieron 216 litros. Un 25 de agosto de 1921 se registró la marca El Lagarto en el Ministerio de Industria.
BOPI Nº833, 1921.
Respecto a la marca "El Lagarto" les remito a un artículo de ABC que recoge esta leyenda jienense. 
Fuente: https://erasmusu.com/es/erasmus-jaen/fotos-erasmus/
La cerveza se vendía en botellas verdes y barriles. Siguiendo a Manuel López Pérez se servía en grifo o serpentín en locales como el Doce de Octubre y El Tejadillo. La distribución fue realizada por la propia empresa de los hermanos Puga y por los almacenistas Mateo Ruiz Vílchez y Pedro Ramírez. En 1924 adquirieron una furgoneta Renault Monastella, matrícula J-2262.
En 1928 un grupo de empresarios jerezanos mostraron interés por adquirir la fábrica, para lo que crearán una sociedad con un capital social de 2 millones de pesetas y el 28 de febrero de 1928 los Hermanos Puga acordaron su entrada en la nueva empresa, aportando como capital la fábrica, los derechos de uso de agua de un manantial cercano y la furgoneta.
El 22 de abril de 1928 empezó la comercialización de la nueva marca "El Alcázar". En el consejo de administración de la nueva sociedad se sentarán Marcelino Picardo Celis como presidente, Domingo Puga como Vicepresidente y Juan Javier Gordon Picardo como secretario. Domingo Puga era propietario del 54.8% de las acciones y Manuel Puga Cobos de un 14.4%, según datos recogidos por Alonso Moreno. Domingo Puga formará parte del consejo de administración hasta 1929.
 
  Bibliografía:

Disponemos de distintas fuentes bibliográficas para aproximarnos a la historia de esta marca y algunas de ellas están disponibles en la red:
  • Finalmente debemos citar el artículo publicado en la revista Expiación en 1894 por D. Manuel López Pérez: La "Fábrica de Cerveza" evocación y memoria. Este artículo tiene bastantes errores en ciertos aspectos, pero está muy bien informada en otros, aunque carece de notas a pie de página.  De ella proceden la mayoría de las fotografías reproducidas en la entrada. 
Además, y gracias a Alonso Moreno, conocemos de la existencia de un manuscrito obra de Puga y que tiene como nombre El Lagarto, está sin fechar, pero debe tratarse de una obra escrita por alguno de los hermanos.