viernes, 5 de enero de 2018

"CLÉRIGO Y ROLDÁN" FÁBRICA DE CERVEZA EN ARÉVALO (ÁVILA).

Entre los fabricantes de cerveza de principios del siglo XX tenemos algunos que, por estar ubicados en entornos escasamente urbanizados,  son poco conocidos. Éste sería el caso de "Clérigo y Roldán" publicado ya por D. Enrique Solaesa en  el catálogo de productores de cerveza "La cerveza y la industria cervecera en España"  de CELCE. Esta fábrica de cerveza estuvo ubicada en Arévalo, capital de La Moraña abulense.
Arévalo circa 1900. Fuente: http://arevaceos.blogspot.com.es/
A pesar de ser un municipio poco poblado, pues a principio de siglo XX solo contaba con un censo de 3.495 habitantes, Arévalo estaba muy bien comunicado por ferrocarril desde 1863 y ejercía una importante influencia sobre su comarca y municipios cercanos de Segovia y Valladolid.  Por lo tanto se trataba de un núcleo agrícola y comercial importante y esta confluencia debió facilitar la instalación de una pequeña fábrica de cerveza.
Taberna de Perotas, fecha desconocida, fuente lallanura.es
En 1879 existía en la ciudad una cervecería propiedad de Wenceslao Gallego (Anuario del Comercio...1879) por lo tanto en una fecha tan temprana ya se consumía cerveza en Arévalo, y en el Anuario Riera de 1901 también aparece en esta ciudad el depósito de cerveza  "Revilla y Compañía", del que no consta domicilio. Estos datos nos indican que la cerveza tenía consumo y aceptación en la capital del mudéjar.
La confirmación de la existencia de la fábrica de cerveza ha sido posible gracias a los anuarios del comercio de principios de siglo. En la edición de 1903 aparece como "Fábrica de cervezas" de Clérigo y Roldán, ubicada en Santa Catalina.
Calle Santa Catalina en el plano de Francisco Coello de 1864.
Creemos que se trataba de dos socios,  en aquellos años existía en Arévalo un almacén de ultramarinos propiedad de Mariano Roldán quien quizá fuera uno de los dos propietarios. La cita de la fábrica se repite en las ediciones de 1904, 1905, 1906, 1908 y 1909. En el otro anuario que se publicó en esos años, el de Riera no aparecen datos de esta fábrica. Por lo tanto a partir de 1909 parece ser que la fábrica se cerró, sin duda ante la incapacidad de hacer frente a las grandes y cercanas marcas de El Águila, La Cruz Blanca y Mahou.
Anuario del Comercio. 1903.
Conclusiones: estamos ante un pequeño productor local, activo en Arévalo entre 1903 y 1909. Sus instalaciones fueron independentes de cafés y cervecerías y no consta que prudujesen gaseosa o hielo. Sin duda la creciente importancia de las grandes cerveceras debió acabar con esta olvidada iniciativa empresarial castellana.

jueves, 4 de enero de 2018

"LA PERFECCIÓN" UNA DESCONOCIDA FÁBRICA DE CERVEZA EN ALMERÍA.

Carecíamos hasta la fecha de noticias sobre producción de cerveza en Almería con anterioridad al boom de las cervezas artesanales, sin embargo, buscando datos en Prensa Histórica he encontrado una referencia a una marca llamada "La Perfección".
Crónica Meridional, 09.04.1878
La fábrica se instaló en la calle Murcia, junto a la iglesia de San Sebastián, en 1878 y en la prensa de la época se comentó la necesidad de que la ciudad contase con este tipo de industria.
Crónica Meridional. 09.04.1878
En junio del mismo año se cambió el domicilio de la fábrica a la calle Real 56. Ésta será la última noticia de la cervecera "La Perfección", quizá sucumbió ante la competencia de las cervezas inglesas y alemanas que entraban por su puerto. En el Anuario del Comercio de 1879 únicamente se recoge la existencia de una cervecería en la calle Murcia. Todo parece indicar que esta iniciativa industrial fue de vida efímera.
Cronica Meridional. 08.06.1878

viernes, 22 de diciembre de 2017

PIONEROS DE LA INDUSTRIA CERVECERA EN ALBACETE.

La ciudad de Albacete contó con varios productores de cerveza entre fines del siglo XIX y principios del XX   según recoge la publicación "La cerveza y la industria cervecera en España" de D. Enrique Solaesa y que publicó CELCE. Se trataría de José Llagostera, Juan Ángel Gil e Inocencio Serna.  Tras una búsqueda en los anuarios de la época hemos podido confirmar su existencia y añadir a algún otro probable maestro cervecero.
Plaza de D. Ángel, actualmente de las Carretas. Fuente: turismo.lacerca.com
El territorio objeto del presente estudio tuvo, durante el siglo XVIII, una economía ligada a la agricultura, la artesanía textil y la cuchillería  y no existe noticia alguna de la existencia de instalaciones cerveceras en ese siglo. Albacete está muy cerca de importantes comarcas vitivinícolas y esta situación facilitó la instalación de destilerias de aguardiente de las cuales existían en la ciudad en 1818 treinta, con una producción de 1.200 arrobas anuales según doña Mercedes Meya Íñiguez.

Albacete en la segunda mitad del siglo XIX. Mapa provincial.
La consolidación de Albacete como capital de provincia en 1833 facilitó el crecimiento demográfico desde los 13.000 habitantes de principio de siglo hasta los 21.000 a finales del siglo XIX.  Entre los cambios que facilitaron las transformaciones económicas destacará el ferrocarril, que llegó a la ciudad en la temprana fecha de 1855.  A fines del siglo XIX se empieza a notar un impulso modernizador de la economía y sociedad locales, que se van adaptando a los nuevos cambios, incluyendo los relacionados con el consumo de bebidas.
Garito para la feria de Ramón Martinez, principios del siglo XX. Fuente: Del Albacete Antiguo.
A pesar de que en la fotografía que hemos colgado y que publicó D. Alberto Mateos Arcangel en el libro "Del Albacete antiguo" solo se observa vino sobre la barra, la cerveza empezó a ser consumida en la ciudad y fruto de este nuevo gusto fue la aparición, a finales del siglo XIX, de los primeros productores documentados de cerveza. Esta es su relación:

Inocencio Serna Tevar: La primera referencia documentada a la existencia de una fábrica de cerveza corresponde al año 1881.  Inocencio había empezado su vida laboral como camarero de la fonda del Reloj y hacia 1881 ya se había establecido por cuenta propia en el número 40 de la  calle Mayor. Sus negocios debieron ir bien pues en 1886 formó parte de la sociedad que impulsó el Teatro Circo (fuente Alberto Mateos en el libro "Del Albacete Antiguo").
Siguiendo las distintas ediciones del "Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y la Administración"  podemos verificar que en 1883 tenía instalado en ese mismo número de la calle Mayor un café y la fábrica de cerveza.  Dos años después aparece domiciliado en la calle Valgeneral 6 (hoy calle Ancha) donde se mantuvo hasta  1906.
En el anuario de 1908 aún se cita pero solo como fabricante de gaseosa y aunque falleció en 1909 al año siguiente aún se cita su fábrica  como "de cerveza" en la calle del Tinte.
Inocencio Serna estuvo casado con doña Antonia Bódalo Villoldo y tuvo al menos un hijo llamado Eduardo que fue un importante abogado y no continuó el oficio del padre.

Calle Mayor circa 1905. Fuente: Del Albacete Antiguo.
José Llagostera Casadevall: Se trata de un inmigrante de origen catalán asentado en la ciudad al menos desde 1886. No es un caso aislado, ya en el siglo XVIII estaban establecidos en Albacete las familias Mulleras, Pujals, Sabeter, Roquer y Santoló.  
José Llagostera no parece pertenecer a    ninguna de estos grupos familiares y posiblemente se estableció de manera independendiente en la ciudad donde instaló una fábrica de cerveza y gaseosa y además fue un activo militante de la masonería local.
Respecto a su fábrica recurrimos como fuente  los distintos anuarios, que documentan su actividad cervecera entre 1886 y 1904 en el número 23 de la calle de San Antonio. 
Anuario del Comercio 1887.
Su actividad política está mejor documentada en prensa histórica y es larga: militante activo del movimiento republicano federal, miembro del Soberano gran consejo general ibérico y Logia Simbólica de España.  El siguiente artículo corresponde a "El Boletín de Procedimientos", Madrid, 31/10/1890.
Juan Zacagni: gracias al Anuario Riera hemos podido documentar su actividad cervecera en 1901 y 1902. Se trata de un fabricante de cerveza y gaseosa de origen italiano que tenía sus instalaciones en la calle Valgeneral  7, posiblemente relacionado con la cervecería "La Italiana" que existía en Albacete al menos  desde 1886. 
Anuario Riera 1901.
En 1903 ya había fallecido y su viuda pasó a regentar el negocio en la calle Postas 7 como fábrica de cervezas "Viuda de Juan" mientras la cervecería "El Italiano" continuó en Valgeneral. 
Anuario Riera 1903.
Antonio Sánchez: Ya en 1905 se documenta la fábrica de cerveza de Antonio Sánchez con domicilio en San Agustín 13.  Antonio Sánchez había sido también camarero de la fonda del Reloj y era el propietario del hotel D. Francisquillo.
Anuario Riera 1905
Juan Ángel Gil: Aparece en el Anuario del Comercio de 1906 como fabricante de cerveza y gaseosa en la calle Mayor 54. No tenemos más noticias sobre su fábrica de cerveza, pero se debió mantener en el negocio pues en 1927 solicitó al ayuntamiento de la ciudad la instalación de un depósito de cerveza. Actuó, en aquel entonces, en sociedad con D. Eduardo Serna.
Anuario del Comercio 1906
Manuel Navarro Benajes: Documentado como fabricante de cerveza en el anuario de 1908 donde curiosamente no aparece como fabricante de gaseosa. Nada más hemos podido averiguar de este posible productor de cerveza.
Anuario Riera 1908
Conclusiones: A pesar que gracias a los anuarios consultados se han podido documentar la existencia de seis fábricas de cerveza en Albacete, es probable que algunas de ellas fueran simples fábricas de gaseosa que embotellaron cerveza fabricada por otros productores y que recibían en barriles gracias al ferrocarril. Esta práctica fue habitual hasta mediados del siglo XX y a veces nos puede conducir a error. Lo que sí está claro es que la cerveza empezó a abrirse paso en el gusto de los consumidores urbanos según fue transformándose la economía a lo largo siglo XIX y que Albacete es un buen ejemplo de ello.