viernes, 15 de julio de 2016

LUIS COROMINAS Y LA INDUSTRIA CARBÓNICA.

Como ya hemos indicado muchas veces la industria de la gaseosa y la cerveza han ido unidas durante mucho tiempo. Compartieron marcas, instalaciones, redes de distribución y también maquinaria que se utilizaba tanto para gasificar gaseosa o cerveza. Adiccionar carbónico a la cerveza ayuda a mantener su presión. En España la producción de ácido carbónico líquido estuvo liderada por  la empresa catalana La Suizo Española.
Fuente: sifonesantiguos.blogs.pot.com.es
Había sido fundada en 1897 por dos socios, uno español apellidado Claret y otro suizo de apellido Seeli. En los primeros años el carbónico se producía a partir de mármol y ácido sulfúrico pero pronto se pasaron al carbón de cok importado de Suiza y Alemania. También vendían e instalaban maquinaria para la industria carbónica. Pronto empezaron a extenderse por toda España, a la primera fábrica, ubicada en la barcelonesa calle Aldama 12, se le unieron pronto Madrid y Sevilla.
Fábrica sevillana de La Suizo Española.
Según leemos en el blog amigo de sifonesantiguos.blogspot.com.es   esta sociedad se disolvió en 1904, haciéndose cargo de la actividad una nueva empresa, formada por Paul Garnier y Federico Gschwind, este último cónsul de Suiza en Barcelona.
Desde 1907 a 1923, al menos,  imprimió una publicación mensual llamada "La Industría Carbónica" que se enviaba a sus clientes. 
Nº 89, mayo de 1921.
El 13 de enero de 1909 El Noticiero de Soria indicaba que era la única fábrica española que producía anhídrido carbónico líquido para la industria, pero la noticia no era del todo exacta, en 1908 se había puesto en marcha La Industria Carbónica de Luis Coromina Martorell, con la forma societaria de comandita.
En 1911 se fusionan ambas. La nueva empresa utilizó la razón social L. Coromina, S. en C. pero mantuvo los nombres de las anteriores y continuó Federico Gschwind como miembro del consejo de administración  hasta su fallecimiento en 1942. Al frente de la delegación sevillana estuvo su hijo Juan Antonio Coromina Riera hasta su defunción en 1946. 
http://barcelofilia.blogspot.com.es
Su expansión llegó más allá de la península y en 1926 depositario en Melilla era Ramón Weil y hermano, según publicaba La Esfera un 26 de noviembre de ese mismo año.
En 1927 inauguraron una nueva fábrica en Valencia y en 1930 se transformaron en Coromina Industrial S.A. Tras sobrevivir a la guerra y la postguerra mantuvieron una expansión imparable en las décadas siguientes. En 1965 tenían instalaciones fabriles en Madrid, Sevilla, Bilbao, Valencia, Palma de Mallorca, Valdepeñas, Zaragoza, Reus, Las Palmas, Vitoria  y llegarán, en los años 80 a contar con 14 plantas repartidas por toda España. En 1981 Carburos Metálicos entró en su capital, controlando un 14% de su accionariado, finalmente en 1987  Coromina S.A. fue absorbida por Carburos Metálicos.
He recibido de mi buen amigo Manuel Leal Garrido una copia de la revista de La Industria Carbónica publicado en mayo de 1921 y en él encontramos dos interesantes artículos que por su interés reproduzco a continuación.
Finalmente me queda agradecer a D. Manuel Leal Garrido, estupendo mesonero, magnífico coleccionista y mejor persona el haberme proporcionado la copia de esta revista, y a los blogs que cito a continuación los artículos que han publicado sobre esta empresa:

domingo, 3 de julio de 2016

LA HUERTANA (TABERNES BLANQUES).

La ciudad de Valencia fue un hervidero de fabricantes de cerveza en los años 20, de entre todos ellos destaca La Huertana como una marca muy apreciada por los coleccionistas cerveceros.
De mi colección. Botella serigrafiada de La Huertana
J
osé Montañana fue su fundador. Procedía de la cercana Almàssera, municipio separado de Tabernes Blanques por un barranco. Ignoramos cuando cruzó el cauce, pero las primeras noticias ciertas de La Huertana son de 1923, cuando en la estadística de producción de cerveza aparece "José Montaña" en Valencia, sin embargo lla publicación de CELCE "La cerveza y la industria cervecera en España", da como fecha 1920. ¿Qué año es el correcto? Hemos de tener en cuenta que en la zona existía una fuerte economía sumergida y que en los años 20 se realizaron importantes esfuerzos por parte de La Asociación y el Gremio de Cerveza en España para que aflorasen todos los fabricantes nacionales, por lo que es posible que ya existiera antes de 1923 este fabricante.  

Botellas de la Huertana: todo colección y de mi colección.
La cercanía entre Tabernes y Valencia era tal que en los primeros años aparecía en la citada estadística como cerveza fabricada en Valencia, pero posteriormente ya se especificó el lugar: Tabernes Blanques. Suponemos que desde el principio produjo gaseosa, algo muy común en la época.
Fuente todo colección.
Ignoramos de donde tuvo la idea José Montañana de instalar una fábrica de cerveza pero, como ya hemos dicho, existía en Valencia un sector cervecero muy atomizado y activo, por lo que, o se formó en alguna de las fábricas existentes o dispuso de personal procedente de alguna de ellas.   En el anuario Batlles de 1914 la única actividad similar que aparece en el pueblo es una fábrica de licores propiedad de la Viuda de Francisco Romero, por lo que la actividad gaseosera y cervecera carecía de tradición en este municipio. 
Como podemos ver en los años 20 su producción era discreta, y  ni siquiera logró alcanzar el liderazgo en la capital del Turia. 
En 1930 debió fallecer José Montañana, quedando la fábrica con la razón social de Viuda de José Montañana. La empresa posteriormente pasó a sus hijos José, Vicente y Juan que continuaron con la actividad. En algunos carteles de la época aparece Juan como propietario de La Huertana, además de una destilería de licores, sin embargo también participaron el resto de hermanos en el accionariado.
La guerra civil debió afectar a la actividad productiva,  aunque ignoro si la fábrica fue socializada. Tras la guerra la escasez y racionamiento caracterizaron la década, con escaso reparto de materias primas, mercado negro y uso de sucedáneos. Según Ángel  Valdés hasta 1945 las fábricas apenas producían cerveza tres meses al año y en el lustro siguiente 6 meses al año. 
Todocolección
La competencia en la postguerra valenciana aumentó al instalarse en 1947 El Turia y en 1950 El Águila. Ésta última empresa, inmersa en una política de expansión en esos años, acabó comprando la licencia de la cervecera hacia 1955. ¿Fue ese año el fin de la marca La Huertana? creo que no, por un lado existe una factura de un distribuidor de El Águila y La Huertana de 1960, por otro lado las botellas serigrafiadas, bien de cerveza o bien de gaseosa de La Huertana parecen más cercanas a 1960 que a 1950. Estoy seguro que algún lector quizá tenga más datos al respecto y podría compartirlos con nosotros.
Fuente Todo Colección.
La licencia sirvió a El Águila para instalar una fábrica en Alicante que produjo El Neblí, inaugurada en 1961. Curiosamente en la construcción de la fábrica alicantina aún se habla de La Huertana.
Tras la venta de la licencia los tres hermanos se separaron empresarialmente y continuaron con actividades empresariales. Dos de ellos en el mundo de la gaseosa. José Montañana fundó la empresa El Siglo y Juan Montañana la marca EKO.
Fuente todocoleccion.
El siglo fue la que tuvo mayor expansión, distribuyéndose por la Comunidad Valenciana, Andalucía y Aragón, y llegando a disponer de una plantilla de 85 empleados. Producía los "siglitos" y también zarzaparrilla, siendo quizá uno de los últimos fabricantes de España de esta bebida, que desapareció al tener componentes no autorizados por la Unión Europea. Llegó a producir gaseosa para Mercadona en sus primeros tiempos. En los 90 El siglo cerró sus puertas definitivamente.
Un "siglito" de mi colección.

jueves, 16 de junio de 2016

FILATELIA CERVECERA ESPAÑOLA.

La filatelia española carece de sellos con motivo cerveceros. D. Pedro Miguel Ortega Martínez se ha dirigido por carta a la Real Casa de la Moneda y resulta que después de 160 años de historia nunca se ha impreso ni un sello con estos motivos.
Cualquier aficionado sabe que son muy numerosos los sellos con estos motivos en Bélgica o la República Checa y que otros muchos países han emitido los suyos. Pero España es diferente...
Pedro Miguel Ortega Martínez lleva un estupendo blog en el que escribe sobre libros con cerveza y que ya lleva 49 entradas. También investiga y publica sobre historia de nuestras cerveceras, sobre todo de la desaparecida Henninger y es colaborador habitual de CELCE Magazine y la Revista Digital de Castilla y León. Su entusiasmo le ha llevado a proponer varios bocetos para que por fin España tenga su serie filatélica cervecera.
Existe la posibilidad de votar a los mismos, así que quien lo desee que pulse sobre los enlaces y vote: 
 Los motivos de los sellos son fotografías del patrimonio industrial español, en concreto La sala de cocimiento de Henninger, que posteriormente pasó a manos de Cruzcampo, la antigua sala de El Alcázar una lámpara de diseño del aniversario Mahou y un carro cervecero de La Zaragozana.

A ver si entre todos conseguimos la primera serie filatélica española de motivos cervecero.