domingo, 22 de mayo de 2016

EL HIDROMIEL, UN ANTECEDENTE DE LA CERVEZA.

El hidromiel es una bebida procedente de la fermentación de miel mezclada con agua, cuyo origen se remonta a los orígenes de la agricultura, y su consumo ha sido habitual en diversas culturas  a lo largo del tiempo.
Hidromiel Walkiria, de Alaquàs (Valencia)
Se considera un antecedente de la cerveza y está presente en diversos yacimientos arqueológicos desde el Neolítico. En el 7000 A.C. ya se documenta su existencia en China.

Recolección de Miel en Bicorp (Valencia)
Hacia el 3500 a. de C. se producía en Egipto, en tinajas de  barro, además los sacerdotes egipcios utilizaron además la miel en la elaboración de medicamentos. Un poco más tarde aparece la primera presencia probable en la Península Ibérica, en concreto en el yacimiento neolítico del Dolmen de Azután.  Hacia fines del II milenio A.C. también se documenta en fuentes de La India antigua.
Estuvo presente en la cultura del Cobre en La Península Ibérica, con citas en yacimientos  de Almenara de Adaja (Valladolid),Valles de las Higueras (Toledo) y durante el Bronce en A Forxa (Orense). En esa época existen referencias en Dinamarca y Reino Unido. Durante el Hierro existen numerosos yacimentos alemanes que evidencian su consumo.
Caldero para el consumo de hidromiel, época del hierro.
En los escritos griegos el hidromiel era la bebida favorita de los argonautas. Roma también disfrutará de esta bebida y el escritor Columela, en Res Rustica (II A.C.) indicaba: 
 "Se toma agua de lluvia conservada
durante varios años, y se mezcla un
sextario, (medio litro aproximadamente)
de agua, con una libra de miel. Para
conseguir un hidromiel más suave, se
mezcla un sextario de agua con nueve
onzas de miel, (250 gramos), se deja al
sol durante 40 días y después se pone
en una tabla sobre humo. Si no se dispone
de agua de lluvia hay que hervir
agua de la fuente".
Bebidas similares se consumieron por los mayas, en África o Lejano Oriente.
Un poeta britón llamado Aneirin recogió el consumo de hidromiel por parte de los pueblos del norte de Europa en el siglo VI, su consumo entre los pueblos que genéricamente llamamos viquingos fue importante durante la edad media.
Esta bebida había caído en el olvido y gracias a Juego de Tronos ha vuelto a llamar la atención de los productores.

Ya hace unos años que en Xalò (Alicante) Raimundo Escoda inició una producción artesanal. También en Castellón se produce con la marca La Vikinga. Otro productor  es Naturval Apícola de Monserrat con la marca Odín y finalmente La Valkiria de Alacúas.
Esta última es la que hemos tenido el gusto de probar, se trata de un hidromiel de bajo contenido alcohólico, apenas 5 grados. La espuma es escasa y se disipa en seguida, el aroma es meloso y la burbuja gruesa. El sabor recuerda a un lambrusco y sólo al acabar se aprecia el sabor a miel. Para los que quieran experimentar os dejo un enlace con una receta actual de hidromiel.
Existen distintos enlaces con información sobre el hidromiel, para elaborar la siguiente entrada he seguido básicamente la información recogida por Miguel Ángel Breznes Escrivano, Iván García Vázquez y Raúl Martín Vela en "Hidromiel en contextos de la Angüedad" y que está diponible en academia.edu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada