domingo, 10 de enero de 2016

LA CESETANA CASA BLANDINIERES.

No existen noticias sobre la fabricación de cerveza en la ciudad de Tarragona hasta la reciente eclosión de las artesanales, siendo una de las pocas capitales de provincia españolas sin esta industria en el pasado. La causa hay que buscarla en la existencia de una importantísima empresa local que se encargó de la distribución de cerveza en esta provincia y en la cercana de Castellón: la Casa Blandinieres.
Fábrica y camión de Blandinieres hacia 1920
La empresa fue fundada por un francés que llevaba este apellido. Respecto a la posible fecha tenemos dudas. Por un lado el historiado tarraconense Jordi Rovira publicó la fecha de 1830, por otro alguna publicidad de la casa se indica que fue en 1848.  
Circa 1918
Independientemente de la fecha de la creación de la empresa no será hasta un 29 de diciembre de 1870 cuando tengamos la primera noticia de la presencia del apellido Blandinieres en la ciudad, el Boletín Oficial de la Provincia publicó la existencia de una carta no entregada a su destinatario que era "Almadía Blandinieres". El nombre está, probablemente mal trascrito y esta carta solo sirve para documentar el apellido en estas tierras.
El primer Blandinieres conocido será Matías, un súbdito francés que en 1892 tenía instalada una fábrica de gaseosa en Tarragona que según el citado Jordi Rovira habría llegado a la ciudad en 1888. Un artículo publicado en La Ilustració Catalana el 31 de julio de 1892 lo define como "un amable francès-català", por lo que su llegada debía ser reciente. En esos años Tarragona rozaba los 30.000 habitantes y su puerto mantenía una creciente actividad económica gracias a la exportación de vinos.
Su fábrica de gaseosa se instaló en la calle La Unión nº43 de la ciudad y además consta que en 1898 regentaba el café de Las Siete Puertas. Entre 1900 y 1902 existen numerosas referencias a que la Casa Blandinieres introducía cerveza en Tarragona gracias a los registros de los fielatos, sobre todo el de la Pedrera. Cantidades que oscilaban entre 400 y 700 litros mensuales y de los que ignoramos la marca.
A principios de 1901 falleció Matías Blandinieres y la empresa continuó en manos de su viuda Antonia Torrents i Vidal, bajo la razón social "Viuda de Matías Blandinieres y Cía". Una empresa gaseosera, de nombre La Catalana, pero que, como hemos visto, también distribuía cerveza en Tarragona.
BOPI nº433. 1904
La actividad de la Casa se diversificará en los años posteriores hacia el vino, el embotellado de cerveza, la parafarmacía y otras bebidas gaseosas, pero en esta entrada solo vamos a tratar sobre la actividad cervecera.
De 1915 se conserva una carta en la que se documenta la venta de gaseosa, sifón y cerveza. Del año siguiente es otra en la que se apunta la variedad "Vienna", con toda probabilidad de Damm.
La Reconquista,12/03/1924
Fuentes Todocolección y grupo de Facebook Tarragona Antiga
Al menos desde 1918 Blandieres era depósito de Damm y  en sus instalaciones tarraconenses se embotellaba y pasteurizaba esta marca de cerveza.
La Cruz. 01.11.1918
El proceso es bien conocido, se trasladaba la cerveza en barriles, normalmente por ferrocarril, hasta otra localidad. Después se embotellaba y pasteurizaba en alguna fábrica de gaseosa. De esta manera se aprovechaba la red de distribución gaseosera y se economizaba en botellería.
La relación con Damm fue larga e importante. En 1925 se produjo un relevo generacional y la empresa pasó a estar dirigida por Pau Olivé Sanromà, sobrino político de Antonia (yerno de su hermana Dolors Torrents i Vidal). Ese mismo año se inauguró una nueva fábrica y  ganará peso en la empresa un vino espumoso, el Vivert. En 1931 ya estaba abierta la delegación de Castellón que será ampliada con otra en Vinaroz después de la Guerra Civil.
De esa época son algunos anuncios que nos hablan de la venta de la variedad "Març" de Damm (antecesora de la Voll-Damm) y de la Lupul-Bier.
La Cruz. 30.04.1927
La Cruz, 23.04.1934
Etiqueta de Lupul-Bier, fuente Todocolección.
Según el libro Damm, 125 años, de 1876 a 2001, de Francesc Cabana i Vancells   la barcelonesa adquirió la propiedad de Blandinieres por deudas. Sin embargo en la prensa de la época Olivé Sanromà aparece como representante de Damm en Tarragona y un nieto suyo, D. Enric Brull Olivé nos ha informado que nunca fue Blandinieres propiedad de Damm.
La Cruz 02.03.1936
Durante la guerra la empresa fue incautada y pasó a control obrero.
Fuente: Jordi Piqué Padró.
Fuente: Tarragona Antiga.
Tras la Guerra Civil Olivé Sanromà recuperó el control de la empresa y mantuvo la distribución de Damm, marca que amplió con El Turia y Moritz, por lo que es muy probable que ya no se embotellase y pasteurizase cerveza en sus instalaciones.
1951
La empresa Blandinieres se mantuvo activa hasta la década de los 80.

6 comentarios:

  1. Geacies per aquesta informació, jo soc net de Pau Olivé Sanromá, membre i un dels adminstradors de Tarragona Antiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Però li tinc que dir que Casa Blandinieres no va ser mai propietat de la DAMM quan es va colectivizar va ser per el comité d'empresa de Barcelona de la propia DAMM que li van pendre

      Eliminar
    2. Però li tinc que dir que Casa Blandinieres no va ser mai propietat de la DAMM quan es va colectivizar va ser per el comité d'empresa de Barcelona de la propia DAMM que li van pendre

      Eliminar
    3. En primer lloc moltes gràcies per la seua atenta lectura i felicitats per la pàgina tarragonaantiga. La notícia de que Blandinieres va ser propietat de Damm procedeix del llibre Damm, 125 años, de 1876 a 2001, de Francesc Cabana i Vancells, la cita textual és "S.A Damm controlaba, desde antes de la guerra, dos epresas pequeñas que fabricaban gaseosa: Selz-Unión en Lleída, y Blandinieres en Tarragona. La de Lledia se vendió a finales de 1939. La segunda parece responder a una deduda de la Tarraconense"
      No n'hi ha cap cita al llibre i, per la qual cosa, no està publicada la font d'aquesta dada.
      Al diari La Cruz, el 02.03.1936 apareix com a delegat de Damm, això, jo crec, que no significa que l'empresa fora de Damm. Prenc nota de les seues aportacions i m'agradaria molt parlar amb voté, a vore si és pot fer un article históric de la Casa Blandinieres i publicar-ho a alguna revista espelitzada com pot ser CELCE Magazine.
      El meu correu electrónic és javibur@hotmail.com.
      Un salut i moltes gràcies per les seues aportacions.

      Eliminar
  2. Un nuevo estudio histórico e industrial, que no puede pasar inadvertido para quienes quieran conocer estos detalles de las cerveceras españolas. En especial, de finales del siglo XIX; perder la guerra contra la República de los Estados Unidos de América del Norte, perdiendo además Cuba y Filipinas, provocó la llegada de novedosos empresarios a España para animar el resurgir industrial de nuestro solar cuando ya no había que invertir nada en aquellas antiguas colonias. Entre esas novedades, la implantación de múltiples fábricas de cervezas, hielo y gaseosa, por todo el territorio de nuestra nación. Así, de consumir chatos de vino en tascas y tabernas, pasamos a la moda "snob" de beber tan ricas y artesanales cervezas en modernas y alegres cervecerías. Muy bueno Javier, enhorabuena una vez más, por tus constantes estudios sobre esta curiosa materia. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pedro, muchas gracias por muchas cosas, pero sobre todo por ser un lector fiel de este blog y un incansable investigador de la historia de la cerveza. Parece que los Sardinieres llegaron antes del desastre del 98 pero si que hay que reconocer que en las ciudades empezó en esos años un cambio, el que supuso el desplazamiento del vino por la cerveza. Espero poder seguir viendo tus trabajos en la Revista Digital de Castilla y León y en tu estupendo blog Librosconcerveza.

      Eliminar