viernes, 17 de enero de 2014

"ESTRELLA GALICIA, SU HISTORIA MÁS RECIENTE"

Como ya hemos comentado en la entrada anterior en 1975 falleció José María Rivera Riguera, a su muerte y ante la poca edad de sus hijos asumió la dirección su madre, Josefina Rivera Baamonde. Su presencia y determinación permitió la continuidad e independencia de la empresa en un periodo en el que el panorama cervecero español sufrió importantes transformaciones por la llegada de varias multicionales.

Celebración del 75 aniversario.
En los 80 se inicia un periodo de crecimiento en el que se busca ampliar sus mercados locales, en los que eran líderes indicutibles después del cierre de A Barxa, e impulsaron las exportaciones. También se amplía la oferta con el lanzamiento de las latas en 1979, la variedad extra en 1982 y en 1988 la primeva variedad sin alcohol.

Entre el final de los 80 y el inicio de los 90 llegó una nueva generación de directivos, procedentes de las cinco ramas familiares en las que se repartía el accionariado.  Asumieron el rango de adjuntos al director general. Los tres directivos profesionales principales, que habían llevado la gestión de la empresa en años anteriores, permanecerían aún varios años  hasta  alcanzar la edad de jubiliación, fue una transición generacional tranquila y con buenos resultados y se continuó impulsando la modernización y la expansión territorial..


Todavía a principios de los 90 el 100% de su negocio era cervecero y no se descuidó ese mercado, en la citada década se lanzaron nuevas referencias como 1906, River y HR,  en esa década se inició una ampliación del mercado hacia nuevos productos.

En el cambio de siglo la compañía siguió impulsando su plan de modernización e innovación y aumentando sus ventas, a pesar del peso creciente de la marca blanca. En 2000 alcanzaron los 60 millones de euros con un beneficio creciente y se propusieron llegar a 2006 con la cifra de 100 millones de litros vendidos y 100 millones de euros de facturación. Ese mismo año, y dentro del proceso de diversificación adquirieron el manantial y la embotelladora de agua de Cabreiroá, en Verín. También incorporarán la marca asturiana de agua "Cuevas".
El balneario de Cabreiroá.
La estructura organizativa también había experimentado importantes cambios en los últimos años, a medida que crecía el volumen de negocio. Desde 1999, la dirección general recaía en José María Rivera Trallero, bisnieto del fundador de la marca,  mientras que el área comercial  quedará en manos de Ignacio Rivera, director general adjunto. Poco después se crearía un departamento de marketing.
José María Rivera Trallero.
Ignacio Rivera partió de una situación de ventaja en Galicia, con un 60% de la cuota de mercado, pero este mercado cada vez tenía más presencia de marcas foráneas y decidió impulsar el ya iniciado proceso de ampliación de su mercado natural como principal forma de crecimiento. En 2004 contactaron con Ángel Bonet para diseñar un nuevo programa comercial para impulsar las ventas. 
En 2006 se celebró el centenario de la empresa Estrella Galicia. Los actos de celebración con la presencia del Rey Don Juan Carlos. En la agenda de celebraciones destacaron los actos culturales como la reunión conmemorativa del Club Español de Coleccionismo Cervecero, o la expedición arqueológica Vilcabamba. Los consumidores pudieron aportar ideas sobre la celebración, fruto de estas ideas se realizó un sorteo de coches y ese patrocinó patrocinio la Gira de los 100 Años, que llevó a los grupos musicales gallegos más representativos de las últimas décadas de gira por toda la geografía gallega.

Emblema del centenario.
En 2008 adquirirán la bodega Ponte da Boda en la orensana Ribeira Sacra. Su oferta no cervecera se ampliará con el mosto Zuvit, la sangría Terele y las bebidas alcohólicas Quenza. En estos años sus inversiones también se extienden al ámbito hostelero y la distribución.

La primera campaña a nivel nacional se produjo en 2011. El crecimiento de los últimos años ha sido importante,  en 2008 facturaron  150 Millones de € y a pesar de la crisis han alcanzado en 2012 , los 205 Millones de € de facturación, con 58 Millones de EBITDA y una producción de 123 Millones de litros de cerveza. 
Ignacio Rivera, actual consejero delegado.
Los buenos resultados empresariales facilitaron el ascenso de Ignacio Rivera Quintana al puesto de Consejero Delegado de Hijos de Rivera en octubre de 2012. Ese mismo año compraron Balearic Beverage Distributors en Estados Unidos,  era su distribuidora en Estados Unidos desde 1992 y con su adquisición Hijos de Rivera busca impulsar sus ventas en Norteamérica. También transformó la sidrería gallega de Manzanova en 2013 y lanzó su propia sidra ecológica: Maeloc.  En lo referente a la cerveza lanzaron con el adjetivo de "la colorada" la estupenda variedad 1906 Red Vintage, con 8º de alcohol y la variedad light.

   

El 4 de marzo de 2013 se inauguró una nueva planta industrial que se ha construido en un terreno anexo a la fábrica de A Grela. Su capacidad permitirá alcanzar una producción de 250 millones de litros, el doble de sus ventas actuales.
Nueva planta industrial.
En la actualidad Hijos de Rivera es la cuarta cervecera española por ventas y sigue siendo después de más de un siglo una empresa familiar, cuyo accionariado está repartido entre 42 personas. Ha vivido un importante proceso de diversificación y ampliación de sus mercados locales y después de 5 generaciones ha logrado ser una referencia cervecera de calidad en toda España. Mantiene una única fábrica, con una facturación total de 200 millones de Euros y una plantilla de 600 personas. Está presente en 55 países, aunque sus exportaciones son todavía pequeñas.
El futuro de la compañía se diseña mediante planes estratégicos trianuales, el que está operativo en la actualidad (2013-2015) busca consolidar la internalización de la marca.
 
Enlaces:



http://apps.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=90097942&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=328&ty=94&accion=L&origen=elsevierpt%20&web=http://www.elsevierciencia.es&lan=es&fichero=328v04n11a90097942pdf001.pdf

Todos estos enlaces se han consultado a las 10.44 horas del 17/02/2914.

1 comentario:

  1. Con dos libros ya en el mercado haciendo promoción de los productos gallegos, e pensado en la sidra Maelec de Chantada, como eso que tanto nos representa a los gallegos. Y en mi obra el Extraño Residente, e pensado en integrar estos contenidos; por ello pido permiso y parecer al departamento pertinente:
    Concesión de las Medallas Castelao 2013; galardones con los que desde 1984 se distingue anualmente a varios «gallegos autores de una obra merecedora de reconocimiento do su pueblo en cualquier faceta da actividad humana». En esta ocasión, el Gobierno autónomo ha premiado a una compañía privada; que coincidiendo con el aniversario de la llegada a Santiago, el 28 de junio, procedentes de Argentina, de los restos de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, la marca (Estrella Galicia; Hijos de Rivera) conjuntamente con el gaitero Carlos Núñez, ambos fueron condecorados, haciéndole entrega a un representante de la sociedad coruñesa fundada en 1906,
    Galicia, son capaces de elabora con 32 trabajadores nuestras sidras gallegas en su factoría de (Chantada Lugo). Pero queriendo ir más lejos en tales bebibles, los hacen a partir de la pera, extra ecológica, natural, eco y seca, y sidra dulce.
    Su marca es Maeloc, quienes refuerzan su compromiso con el entorno rural gallego del que proceden sus sidras elaboradas con manzanas 100% de esta tierra nuestra con más de 1.000 cultivadores autóctonos, con manzanas como: Raxó, Príncipe, Peró, Rabiosa y Verdeñá. Siendo este caldo elaborado, usando las prácticas tradicionales sin adición de azúcares, procedente de ese mosto fresco de manzana y no de concentrados, tales sabores son muy innovadores comparativos con otras marcas. Siendo esa sidra gallega elaborada 100% con manzanas ecológicas de más de 1.000 cultivadores autóctonos utilizando manzanas gallegas producida conforme a las prácticas de Agricultura Ecológica de Galicia, con el sello de Galicia Calidade; nada fácil de conseguirlo; por lo que esa sidra seca, elaborada según el proceso original de las antiguas sidras celtas, abren ese camino diferente para disfrutar de la sidra. Por lo que sus seguidores y allegados, encontrarán en esta marca una sidra más refrescante. Y para los que todavía no se han acercado a ese mundo de la Sidra Seca, descubrirán en ella una bebida ligera, de gran sabor.
    De ahí que en sus versiones La tita, eso ya son la repera en investigación, con un amplio abanico de sabores como son: Maeloc sabores: observarán ese toque afrutado de la mora, pera o fresa, que se combina con la refrescante sensación que acompaña a la sidra seca. Un derivado totalmente nuevo que enseguida tendrá muchos seguidores, descubriendo tales sabores. De ahí que los combinados de La Tita Rivera con su base tradicional, despierte siempre ese toque diferente y único con su nuevo formato de latitas tan perfectas, para que los buenos momentos surjan espontáneamente. Por lo que:

    Un soporte tan novedoso
    ya sorprende al mercado,
    con sus sabores La tita
    donde todos pillan cacho.
    Sus diseños enlatados
    para cualquiera momento
    con su tinto de verano
    al limón o la sangría,
    o un blanco de verano
    Shndy de sidra, o rebujito
    Con recetas sin alcohol.
    Y los que procuran cuidarse
    sin querer renunciar al sabor
    es, como soplo de aire fresco
    combatiendo el duro calor

    ResponderEliminar