viernes, 16 de diciembre de 2016

TOMÁS GARRIDO, FABRICANTE DE CERVEZA EN SALDAÑA (PALENCIA).

Aunque la difusión del consumo de cerveza en España fue a lo largo del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX un fenómeno eminentemente urbano, también existieron fabricantes de cerveza en zonas rurales, como en el  municipio palentino de Saldaña. Este núcleo agropecuario sólo tenía censados 1.562 habitantes en 1900.
Mercado de Saldaña, circa 1909, fuente: http://www.javi.it/?p=8701
La existencia de Tomás Garrido como fabricante de cerveza es conocida gracias a la publicación "La Cerveza y la Industria Cervecera en España" publicada por CELCE y obra de D. Enrique Solaesa. Allí se le cita como activo entre 1920 y 1930. Con el fin de precisar más datos sobre este fabricante he realizado una pequeña investigación en prensa histórica y estos son los datos que he podido comprobar:
Anuario Riera 1908
Tomás Garrido Quintero era propietario de una cafetería en 1908, así lo indica el Anuario  Riera de ese año y además en esas  fechas puso a la venta dos mesas de billar, lo que indica que su negocio superaba el nivel de las tradicionales tabernas de pueblo.
El Día de Palencia. 04.01.1908
Tomás Garrido instaló una fábrica de gaseosa y, lo más probable, es que comprase la cerveza en barriles y la gasificase, un sistema muy empleado en España hasta la década de 1950 y del que ya hemos visto varios casos. Es verdad que Saldaña no tuvo ferrocarril, por lo que el transporte tendría que realizarse en carros desde alguna de las estaciones cercanas. Existe un listado de fabricantes de cerveza en España en la década de 1920 en el que no aparece citado, lo que nos lleva a defender que no se trató de un verdadero fabricante de cerveza.
Diario Palentino, 27 y 28 de abril de 1927.

En 1927 encontramos una noticia que nos certifica la existencia de una fábrica de gaseosa en su negocio, en concreto tuvo que hacer frente a una denuncia que le acusaba de utilizar sacarina en la fabricación de sus espumosos, denuncia de la que  salió absuelto.
Finalmente, ese mismo año, quizá por el disgusto del juicio o quizá por motivos de edad, Garrido puso en arriendo su local y la fábrica de gaseosas, con maquinaria, botellas y sifones.
Diario Palentino 19.12.1927

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada